El camino de Daniel Ortega para obtener el poder absoluto

Desde una reelección ilegal hasta la más cruel represión. Esta ha sido la estrategia de Ortega para convertirse en dictador

Una caricatura de Daniel Ortega. Él junto a su esposa, Rosario Murillo, manejan todo el poder en Nicaragua y han impuesto a sus hijos en puestos claves. Al estilo de una monarquía. LA PRENSA/ ILUSTRACIÓN

Una caricatura de Daniel Ortega. Él junto a su esposa, Rosario Murillo, manejan todo el poder en Nicaragua y han impuesto a sus hijos en puestos claves. Al estilo de una monarquía. LA PRENSA/ ILUSTRACIÓN

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Para convertirse en dictador, Daniel Ortega tejió una estrategia que supuso la violencia cuando estuvo en la oposición, pero desde ahí también pactó para obtener réditos y, desde que llegó al poder, ha hecho todo para quedarse. Desde una reelección ilegal hasta la más cruel represión.

1990 – Gobierno desde abajo

Una foto histórica. Doña Violeta Barrios de Chamorro durante el traspaso de mando el 25 de abril de 1990. LA PRENSA/ARCHIVO

Tras once años Daniel Ortega pierde el poder, durante el primer gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), marcado por el autoritarismo de los comandantes, la guerra civil y la quiebra económica del país. Pero aún así declara que gobernará desde abajo.

1990-1997 – Asonadas

Período de las asonadas bajo el gobierno de doña Violeta Barrios de Chamorro, en que sindicatos del FSLN chantajean y paralizan el país para obtener ventajas para el partido.

1997 – Herencia de Alemán

Pierde por segunda vez las elecciones. Gana el caudillo liberal Arnoldo Alemán, montado en su antisandinismo, pero hace un gobierno caracterizado por la corrupción significativa.

1998 – Acusado de violación sexual

1998. Poco después que Zoilamérica acusara a su padrastro, Daniel Ortega, de abusos sexuales, Murillo salió respaldando a su esposo. LA PRENSA/ÓSCAR NAVARRETE

Ortega es acusado de abuso sexual por su hijastra Zoilamérica, desde que ella tenía 11 años. Pese a esto, la madre de Zoilamérica, Rosario Murillo, se mantuvo leal a Ortega y llamó mitómana a su hija. El respaldo de Murillo lo acercó políticamente a él, con quien tiempo después compartiría el poder. Su control en el Poder Judicial le permitió liberarse de la acusación.

1997-2002 – Pacto

Tras protestas callejeras y el pedido de que hubiese estabilidad para el país, Arnoldo Alemán acepta conversar con Ortega e instaurar un sistema bipardista. Ortega y Alemán se reparten los principales cargos del Estado y disminuyen el porcentaje de votos para elegirse presidente en la primera vuelta, lo que beneficia a Ortega.

2001 – Enrique Bolaños

Pierde por tercer vez las elecciones con una oposición unida en torno a Enrique Bolaños, que era el candidato de Arnoldo Alemán.

Enrique Bolaños, expresidente de Nicaragua (2002-2007).

2001-2006 – Lucha contra la corrupción

Período de gobierno de Enrique Bolaños. En estos años, el presidente inicia una lucha contra la corrupción que tiene como principal protagonista a Arnoldo Alemán. Ortega presiona a Bolaños por un lado y recompone sus relaciones con la cúpula de la Iglesia católica, presidida por el cardenal Miguel Obando, tras arreglos corruptos en los que el FSLN salva de responsabilidades penales al presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, hijo de la asistente del cardenal Obando.

2006 – Oposición dividida

Los opositores al FSLN se dividen entre los simpatizantes de Alemán y los de Bolaños. Ambos bandos postulan candidatos y Ortega gana las elecciones presidenciales con el 38% de los votos.

2007 – Daniel Ortega regresa al poder

Regresa al poder Daniel Ortega, uno de sus invitados a la toma de posesión fue Alemán. A medida que Ortega fue asumiendo el poder, el control del FSLN en las instituciones fue cada vez mayor y muchos de los antiguos simpatizantes de Alemán se hacen del lado del orteguismo. Su gobierno se caracteriza por el esquema partido-Estado-familia, donde el protagonismo de la primera dama Rosario Murillo es evidente, pues actúa como jefa de gabinete de hecho. La corrupción y la ruptura del Estado de derecho son una constante.

2008 – Fraude electoral

Basado en su control institucional, va ganando posiciones en la estructura electoral. Golpea entonces a los opositores. El CSE quitó la representación legal de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) a Eduardo Montealegre, el principal líder opositor en aquel entonces.

También le quita la personería jurídica al Movimiento Renovador Sandinista (MRS), una fuerza política integrada por disidentes del FSLN.

El poder electoral está cuestionado por distintos organismos y la oposición por su falta de credibilidad, falta de transparencia y los fraudes electorales. En esta imagen de archivo, una de las tantas protestas que se han realizado en la sede central. LA PRENSA/ CARLOS MALESPÍN/ ARCHIVO
El poder electoral está cuestionado por distintos organismos y la oposición por su falta de credibilidad, falta de transparencia y los fraudes electorales. En esta imagen de archivo, una de las tantas protestas que se han realizado en la sede central. LA PRENSA/ CARLOS MALESPÍN/ ARCHIVO

El fraude electoral en las votaciones municipales, a favor del FSLN, le asigna el control de 109 alcaldías de las 153 en todo el país, lo que merece la condena de distintos sectores y EE.UU. El fraude provocó a nivel interno protestas que son aplastadas con violencia que proviene de las estructuras del FSLN y sin la oposición de la Policía que se muestra parcializada.

2009 – Alianza Público-Privada

Ortega instaura un acuerdo con el gran empresariado, un sector que le fue antagónico en los ochenta. Forja un modelo que le permite aprobar leyes en consenso con el sector privado.

2010 – Influencia en el poder judicial

Termina de sumar a las filas del orteguismo a los funcionarios arnoldistas, prorrogándolos en sus cargos con el decreto 03-2010, para el cual no estaba facultado.

Los magistrados judiciales del FSLN, integrantes de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), aprueban la “sentencia 504”, que permitió la participación de Daniel Ortega como candidato presidencial a la reelección y a sus 109 alcaldes también, aunque la Constitución Política lo prohibía expresamente.

Asciende a la comandancia del Ejército, el general Julio César Avilés. La Policía cada vez más se muestra partidaria.

2011 – Presidente inconstitucional

Daniel Ortega se reelige por segunda vez consecutiva, violentando el artículo 147 de la Constitución Política, que la prohibía; con un poder electoral desprestigiado, sin credibilidad y con probados fraudes electorales, sin observación electoral internacional. El FSLN pasó a controlar la Asamblea Nacional, llegando a sumar hasta 64 diputados, la llave para realizar futuros cambios a conveniencia del partido. En ese período, el PLI tuvo 22 diputados.

El dictador arrastra a la ilegalidad a la jefa de la Policía, primera comisionada Aminta Granera y la mantiene en su cargo pese a que se vence su período. Como subdirector general nombra a su consuegro, Francisco Díaz Madriz.

2013-2014 – Reformas a su medida

Asamblea Nacional, con mayoría sandinista, aprueba reforma constitucional que permite la reelección indefinida y concentra más poder en el Ejecutivo. Se elimina la segunda vuelta y se elegirá ahora con mayoría relativa, pero lo más contundente es que el FSLN elimina la prohibición a la reelección que, antes, sorteó con la sentencia judicial emitida en 2010.

En 2014, también proponen reformas al Código Militar con lo que permitirán la reelección del general Julio César Avilés, jefe del Ejército. Los militares apoyan, igual que la Policía, las reformas constitucionales.

2013 – #OcupaINSS y los campesinos

Aplasta con violencia la protesta juvenil denominada #OcupaINSS, que surgió de manera espontánea en solidaridad con los ancianos que demandaban pensión reducida.

Nace la protesta social de los campesinos en contra del proyecto del Canal Interoceánico.

Los jóvenes que participaron en las protestas de Ocupa INSS. LA PRENSA/ Carlos Herrera/ ARCHIVO
Los jóvenes que participaron en las protestas de Ocupa INSS. LA PRENSA/ Carlos Herrera/ ARCHIVO

2016 – La sucesora

Los magistrados de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) le quitan la representación legal del PLI a Eduardo Montealegre, lo que implica la exclusión de la principal fuerza política opositora del proceso de elecciones presidenciales de ese año. También destituyen a los 22 diputados de esa organización.

Daniel Ortega inscribe su candidatura nuevamente, llevando como vicepresidenta a su esposa, Rosario Murillo, con lo que concretó la instauración de una dictadura familiar, pues se convirtió en su sucesora constitucional.
Se reelige nuevamente Ortega con una gran abstención ciudadana en las urnas. El FSLN pasa a 71 de los 91 diputados, y afianza su poder en todas las instituciones del Estado. El nepotismo es notorio y el control total en todas las instituciones también. Todo parece un esquema sostenible y el tirano incluso en una reunión con sus ministros les dice que se preparen para otra etapa de al menos diez años más en el poder.

2018 – Represión armada contra protestas civiles

Surgen protestas juveniles por el mal manejo gubernamental del incendio de la Reserva Biológica Indio Maíz.

El 18 de abril, una manifestación civil contra las reformas al Seguro Social es reprimida por la Policía y paramilitares dirigidos por Daniel Ortega. El ataque a la población se ha mantenido los últimos ocho meses, lo que ha significado entre 325 y 535 muertos, y más 670 presos por expresar su inconformidad con el Gobierno.

Policia Confidencial
Los activistas de derechos humanos denuncian un aumento de la represión en contra de defensores y periodistas independientes en Nicaragua. BBC MUNDO/AFP

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: