12,194 millones de córdobas salen del Banco Central de Nicaragua

Solo en noviembre el Estado retiró 3,737.1 millones de córdobas del BCN, equivalentes a 118.4 millones de dólares. Los retiros efectuados en el mes número once son, con mucho, los mayores desde que comenzó la crisis.

LAPRENSA/ARCHIVO

El dictador Daniel Ortega ha sacado desde abril hasta noviembre 12,194 millones de córdobas, lo que equivale a 386.5 millones de dólares de los recursos del Estado depositados en el Banco Central de Nicaragua (BCN), lo que evidencia el debilitamiento de la estructura financiera del régimen.

Solo en noviembre el Estado retiró 3,737.1 millones de córdobas del BCN, equivalentes a 118.4 millones de dólares. Los retiros efectuados en el mes número once son, con mucho, los mayores desde que comenzó la crisis.

El segundo mes con mayor nivel salida de dinero desde que estalló la crisis, el pasado 18 de abril, fue julio cuando se extrajo unos 3,530.3 millones de córdobas (111.9 millones de dólares) y en tercer lugar octubre, cuando se sacó 2,086.9 millones de córdobas, es decir unos 66.1 millones de dólares.

Lea:Bonos en euros para financiar hueco presupuestario de Nicaragua no encuentran compradores

Para cubrir déficit del INSS

Un economista que prefiere no ser citado manifestó que estos retiros lo hace el Gobierno para cubrir —entre otros gastos— el creciente déficit del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, lo que aumenta la presión para que en el corto plazo se impulse la reforma a la seguridad social ante el rápido agotamiento de sus ahorros.

En agosto el régimen impulsó una reforma presupuestaria donde incrementó en más de nueve mil millones de córdobas las proyecciones de colocación de bonos del Estado, para trasladar de ese fondo unos cuatro mil millones de córdobas al INSS, que se encamina a cerrar por sexto año consecutivo con uno de los peores déficits de las últimas décadas.

Pero la pérdida de confianza por parte de los inversionistas, así como la profundización de la crisis —aunada a la caída de la recaudación fiscal—, han ocasionado que el régimen tenga dificultad para colocar un primer tramo por 105 millones de euros en bonos, equivalentes a unos 3,836 millones de córdobas al tipo de cambio actual.

Según los movimientos registrados en las cuentas del BCN, de abril a noviembre, solo en mayo el Ejecutivo pudo hacer depósitos en las arcas del máximo emisor bancario, pero desde entonces solo ha retirado dinero de la cuenta.

Lea:Crisis sociopolítica afectó el empleo de 453 mil nicaragüenses

Régimen se debilita económicamente

El economista Luis Murillo dijo que el retiro de depósitos masivos por parte del Gobierno del BCN refleja que económicamente se está debilitando, lo que indica que en el 2019 la situación será aún más complicada.

“Ellos (la dictadura) están echando mano de lo que tienen, pero más adelante ¿qué van hacer cuando no tengan esos recursos? Hay que recordar que eso afecta a todos los nicaragüenses, no es situación que solo afecta al Gobierno, sin embargo el próximo año será un año más complicado y para eso no estamos preparados”, advirtió.

En Nicaragua la crisis sociopolítica lleva 254 días, desde el pasado 18 de abril. Mientras tanto se registran 535 muertos y más de presos políticos, a los cuales se le acusa de terrorismo y varios ya han sido condenados como los peores criminales.

Mientras tanto, el régimen Ortega-Murillo se niega a establecer un diálogo para que la paz retorne al país. Eso ha ocasionado entre otras cosas que recientemente el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmará la aprobación de la Nica Act, la cual va a permitir la imposición de sanciones a funcionarios nicaragüenses y otros implicados en violaciones de derechos humanos, pero además traerá serios problemas a la economía del país, que depende en gran manera de los préstamos externos.

Esta crisis además ha generado pérdidas de empleo al INSS, lo que ha agravado su situación y ha aumentado el déficit financiero de la entidad. Según cifras oficiales, el INSS ha perdido más de cien mil afiliados desde el estallido de la crisis.

Además la economía caerá este año 4 por ciento, según el Fondo Monetario Internacional, lo que ha impactado en los ingresos fiscales y presionado el gasto público.

Lea:Banco Central cada día se queda con menos reservas para vender dólares y pagar deudas

Afecta a reservas brutas

Además, la salida masiva de dinero por parte del régimen del BCN ha golpeado a las Reservas Internacionales Brutas (RIB). Al término de noviembre Nicaragua tenía en RIB 2,250.6 millones de dólares, por debajo de los 2,892 millones de dólares en marzo pasado —antes de la crisis sociopolítica—. Entre abril y noviembre, la crisis ha diezmado 641.4 millones de dólares de las reservas internacionales.

Pago de deuda externa

P or otra parte, el informe monetario de noviembre 2018 publicado por el Banco Central de Nicaragua (BCN) revela que ese mes hubo una desacumulación de reservas internacionales netas (RIN) de 6.2 millones de dólares.

“Este resultado se debió principalmente al servicio de deuda externa (21.8 millones de dólares) y la venta neta de divisas (21.5 millones de dólares). Lo anterior fue parcialmente contrarrestado por la entrada de recursos externos al SPNF por 41.5 millones de dólares”, detalla el informe.

El declive de las reservas, por retiros estatales y venta de divisas del BCN, fue lo que ocasionó que la firma calificadora Standard & Poor’s Global Ratings (S&P) advirtiera de que esta pérdida de dinero estaba presionando a una devaluación del córdoba.

“Una disminución en las reservas internacionales podría complicar la gestión del tipo de cambio a pesar del compromiso de las autoridades con el tipo de cambio… que se deprecia (devalúa) en 5 por ciento anual frente al dólar estadounidense”, dice S&P.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: