Muertes convierten a Venezuela en el país más violento de América Latina

El informe presentado por el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) cifró en 23,047 las muertes violentas, de las cuales 10,422 casos son reconocidos como asesinatos por las autoridades

protestas, represión, métodos, Daniel Ortega, Nicolás Maduro

La ONG detalla en su informe que este año se produjeron 7,523 muertes violentas por resistencia a la autoridad y otras 5,102 que están bajo averiguación, en tanto que el balance oficial omite estos casos. LA PRENSA/ ARCHIVO

El Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) presentó este jueves su balance anual según el cual el total de homicidios en el país disminuyó por segundo año consecutivo sin que esto signifique alguna mejora en la «epidemia» nacional de violencia.

El Observatorio, que coordina el estudio en el que participan las principales universidades del país, cifró en 23,047 las muertes violentas y ubicó la tasa de homicidios en 81.4 por cada 100,000 habitantes.

Lea además: Miembros de la OEA solicitan reunión para debatir legitimidad del gobierno de Nicolás Maduro

Estos datos son inferiores a los expuestos el año pasado cuando el total según la ONG fue de 26,616 muertes violentas y la tasa se ubicó en 89 por cada 100,000 habitantes.

En 2018, el OVV indica que solo 10,422 casos son reconocidos como asesinatos por las autoridades, pero hasta el mes pasado el Ministerio de Interior y Justicia informó de 9,675 homicidios y ubicó la tasa en 30 homicidios por cada 100,000 habitantes.

La ONG detalla en su informe que este año se produjeron 7,523 muertes violentas por resistencia a la autoridad y otras 5,102 que están bajo averiguación, en tanto que el balance oficial omite estos casos.

Puede leer: Diario El Nacional, el último con línea editorial independiente en Venezuela, dejará de circular en su versión impresa

«Los resultados de este año muestran una disminución en la cifra de homicidios cometidas por los delincuentes y un notable incremento de las víctimas caídas a manos de las fuerzas policiales», dijo a periodistas el profesor Roberto Briceño León, portavoz del OVV.

«Venezuela se ubicará como el país más violento de América Latina», añadió al aseverar que las 81,4 muertes violentas por cada 100,000 habitantes constituyen «prácticamente el doble de lo que se espera en Honduras».

El experto adelantó que el «exterminio» de los delincuentes a manos de policías podría servir de hipótesis para explicar la disminución de la tasa de homicidios, así como el hecho de que numerosos delincuentes han emigrado, puesto que sus actividades dejaron de ser rentables en Venezuela, un país que atraviesa una severa crisis económica.

«Epidemia de violencia»

Según la ONG, Venezuela padece una «epidemia de violencia» en todas sus entidades, puesto que la región con el menor índice de muertes violentas, el estado de Mérida (suroeste), presenta 24 homicidios por cada 100,000 habitantes, una cifra que dobla el umbral establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los estados más violentos son Aragua y Miranda -centro-norte venezolano- con 168 y 124,4 homicidios, respectivamente.

También: Cuánta deuda tiene Venezuela y cómo afecta a su posible recuperación económica

Con todo, Briceño León aseveró que las cifras que presentó son «bastante conservadoras» respecto a la «cifra negra (extraoficial) de homicidios», y señaló que muchos de los delitos han dejado de asentarse en los archivos policiales, lo que no dudó en calificar como «censura» de ingreso de data.

El documento de la OVV indica además que la mayoría de los homicidios se cometen «en plena calle» contra hombres, con el uso de armas de fuego y durante las noches de los fines de semana.

El titular venezolano de Interior, Néstor Reverol, aseguró en noviembre que los delitos se han reducido en 28 por ciento, siendo registrados 114,203 en todo el territorio. Asimismo, dijo que los casos de secuestro se han reducido en «38.3 por ciento», registrándose 179 casos durante este año. «89.5 por ciento del secuestro se concentran Miranda, Capital y Aragua», agregó.

Lea además: Estados Unidos: La troika de Ortega, Maduro y los Castro caerá

Por otro lado, informó que durante 2018 se destruyeron 495,817 armas de fuego.

El ministro indicó que estas cifras son «irreversibles» y que la reducción de delitos se debe a las políticas públicas implementadas con los llamados «cuadrantes de paz», organizaciones conformadas por líderes de comunidades y cuerpos policiales para vigilar espacios de 2 a 5 kilómetros.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: