Simpatizantes sandinistas realizan pintas en casas de Diriamba, denuncian pobladores

En esta ciudad, no es la primera vez que las viviendas aparecen manchadas con mensajes intimidatorios presuntamente de grupos orteguistas. En septiembre en diferentes barrios al menos cinco casas fueron marcadas con la palabra “Plomo FSLN”.

pintas

Se presume que más de 30 casas fueron marcadas por orteguistas este sábado en Diriamba. LA PRENSA/MYNOR GARCÍA.

Varias casas amanecieron marcadas con diferentes pintas este sábado en el municipio de Diriamba. En algunas paredes se lee ¡Plomo!, y ¡Mi comandante se queda!, según denunciaron los pobladores.

Algunas casas están marcadas con spray negro y rojo, y tienen las numeraciones 2 y 10 x1, las siglas de la Juventud Sandinista (JS) y ¡Plomo 19!

En la casa cural de la Basílica Menor de San Sebastián, también le realizaron en sus paredes pintas con amenaza.

Le puede interesar: Paramilitares del gobierno y funcionarios de la alcaldía amenazan a opositores en Madriz

En esta ciudad, no es la primera vez que las viviendas aparecen manchadas con mensajes intimidatorios presuntamente de grupos orteguistas. En septiembre en diferentes barrios al menos cinco casas fueron marcadas con la palabra “Plomo FSLN”.

Los dueños de las viviendas afectadas, no dudan que los orteguistas con el fin de seguir implementado el miedo en la ciudadanía caraceña, sean los responsables de las amenazas en sus hogares.

Amenazan a maestra

Mercedes Rocha, quien es habitante del barrio El Cepad, fue una de las perjudicadas, “es gente desocupada que no tiene nada que hacer, además sospechamos de la misma familia que es sandinista…”, dijo.

Contó que las pintas las hicieron de madrugada y que su padre al sentir el olor a pintura, fue quien con un grito ahuyentó a los sujetos. Una vez que ella y su familia se salieron a la calle, relata que a los minutos vio pasar en una motocicleta a un líder sandinista de la casa municipal.

Lea además: Realizan pintas en al menos cinco casas en Diriamba

Rocha, es graduada en Pedagogía y actualmente se desempeña como profesora de primaria en el Instituto público La Salle. Fue miembro de la JS, secretaria política de barrio y de distrito. Perteneció al Consejo Sandinista de Desarrollo Humano (CSDH) y en periodos de elecciones municipales y presidenciales, estuvo en las mesas electorales.

En las redes sociales, ha sido crítica del régimen, pero por las amenazas de despido, desde hace meses dejó de hacerlo.

Las pintas en las paredes de su casa, las considera una amenaza, “yo no he sido tranquera, la única participación que tuve fue en las marchas, inicié con las del INSS (Instituto Nicaragüense de Seguridad Social) y después me fui uniendo, porque veo los atropellos que hay en las instituciones y barrios”, expresó.

Cuenta que se retiró de la política, por pleitos internos que había en el partido y de los atropellos que se cometen en contra de los trabajadores del Estado, “comencé a ver todas las crueldades y humillaciones que hay en las escuelas y en los trabajos… una cosa es el proceso educativo y otra cosa es la política… no hay principios, no hay valores, prevalece la discriminación y violación a los derechos humanos”, sostuvo la docente.

Confiesa que con sus declaraciones, ahora teme que le hagan daño a su familia, principalmente a sus hijos y que además la corran del trabajo.

Lea también: Orteguistas hacen nuevas pintas y amenazas en la Catedral Metropolitana de Managua

El año pasado el Ministerio de Educación (Mined – municipal) le otorgó un reconocimiento como mejor maestra de primaria y a nivel departamental, obtuvo el tercer lugar, además junto a sus alumnos representando al centro a nivel nacional obtuvo el primer lugar en el concurso de escuela de emprendedores.

Los “pinta casas”, según la docente, se movilizan en camionetas y motocicletas. La Policía a pesar que realiza patrullaje de noche y de madrugada, esta vez no arrestó a nadie.

Buscó asilo

La casa del señor José Paredes del barrio Francisco Chávez, fue también pintada con mensajes de amenazas. Él participó de las marchas en esta región, tras el asedio de paramilitares tuvo que exiliarse en Costa Rica.

“Ese es un medio de intimidación para que yo no regrese a mi casa, me han amenazado que se la quieren tomar, aunque es casi igual, porque ellos (los paramilitares) entran cuando quieren y permanecen ahí, dijo el diriambino.

Además: Galería| Lo que gritan las calles de Nicaragua a través de pintas

Manifestó que su casa está valorada en más de 40 mil dólares y que en julio fue saqueada por parapolicías. Paredes en Diriamba, tuvo una pequeña empresa de turismo, pero tras la represión gubernamental tuvo que abandonarla.

Cuenta que salió del país por montañas y que aguantó hambre, pero que no se arrepiente de pensar diferente. Sus vecinos le comunicaron que su vivienda hoy amaneció con pintas. “Con la presión internacional, ellos (los sandinistas) se miran perdidos y ahora se la quieren desquitar con las casas. Que sea lo que Dios quiera, yo estoy decidido, no tengo miedo, sigo firme y si mi pensar fue no estar de acuerdo con el gobierno, lo siento por ellos”, concluyó.

Paredes se llevó a su familia a Costa Rica y en ese país, está pensando en volver a instalar su empresa de turismo.

En julio en la ciudad de Jinotepe, negocios y casas de opositores y de gente crítica al régimen, fueron también manchadas.

Pintan casa de la Comandante Masha

La casa de Nahomy Urbina Marcenaro, conocida como comandante Masha fue también pintada, pero sus familiares borraron las amenazas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: