No dejan pasar ni una frazada a Lucía Pineda Ubau

Desde que los periodistas de 100% Noticias Lucía Pineda Ubau y Miguel Mora fueron secuestrados por la Policía Orteguista (PO), el pasado 21 de diciembre sus familiares no han podido verlos

Antes de ser secuestrados por la Policía, los periodistas de 100% Noticias fueron acechados por paramilitares y oficiales de la Policía hasta que irrumpieron y destruyeron la televisora. LA PRENSA/ARCHIVO

Desde que los periodistas de 100% Noticias Lucía Pineda Ubau y Miguel Mora fueron secuestrados por la Policía Orteguista (PO), el pasado 21 de diciembre sus familiares no han podido verlos. En la Dirección de Auxilio Judicial, El Chipote, donde se supone que están encerrados, no permiten ni que a Pineda le lleven sábanas o frazadas y únicamente reciben alimentos, por lo que se desconoce cuál es el estado de salud de la comunicadora.

Alejandro Ubau, tío de la periodista Lucía Pineda Ubau, explicó que pese a las solicitudes realizadas por los abogados de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH) y el consulado de Costa Rica en Managua, no han recibido ninguna respuesta de las autoridades y en El Chipote les piden una orden judicial para que puedan ver a la comunicadora, un documento que no pueden conseguir debido a que el Poder Judicial está de vacaciones.

“No están permitiendo pasarle ni una sábana siquiera de tal manera que seguimos en la incertidumbre y demandando su libertad. Nadie la ha visto todo lo que se diga es pura especulación porque no la han presentado de manera pública, aluden que hay que presentar una orden judicial para poder verla y eso es imposible porque los jueces regresan (de vacaciones) el 07 de enero”, expresó el tío de la periodista.

Lea: Acusan a Lucía Pineda Ubau de los mismos delitos que a Miguel Mora: provocar y conspirar “para cometer actos terroristas”

“El consulado de Costa Rica ha enviado una cantidad de documentos suficientes para efectos de que les permitan verla y además llevarle un médico y la respuesta ha sido igual, el silencio y la negativa del régimen, vamos a seguir haciendo la gestión internacional del caso y por supuesto coordinandonos con los abogados que llevan el caso, quienes tampoco han podido verla”, agregó Ubau.

Además de indignación por el arresto de Lucía Pineda su familia asegura que está preparada para lo peor, ya que están conscientes de que la periodista está presa por haber enfrentado de manera frontal a la dictadura en Nicaragua y difícilmente la absolverán de los cargos que le imputan.

No confían en la justicia

“Estamos con la certeza y la claridad de que estamos enfrentando a un sistema de derecho atípico, parcializado y al servicio de un partido en el poder, estamos claros que no hay una independencia ni autonomía del poder judicial en Nicaragua, entonces estamos preparados para todos los escenarios posibles, estamos claros de lo que está sucediendo y a qué nos estamos enfrentando”, dijo el tío de la periodista.

Le puede interesar: Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau denuncian maltrato psicológico

Junto a Lucía Pineda fueron secuestrados Miguel Mora y su esposa Verónica Chávez. LA PRENSA solicitó una entrevista con Chávez para saber si han podido comunicarse con Mora, pero un familiar suyo dijo que actualmente la periodista no se encuentra bien de salud.

Acusaciones contra periodistas

Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau fueron acusados por la Fiscalía de “fomentar e incitar el odio y la violencia” en perjuicio de la sociedad nicaragüense y el Estado, según el oficio enviado a la jefatura de la Dirección de Auxilio Judicial por el juzgado sexto distrito Penal de Audiencias.

Tras el arresto de Mora y Pineda, el Poder Judicial giró orden de captura contra el presentador de televisión Jaime Arellano y los periodistas Luis Galeano y Jackson Orozco, quienes se vieron forzados a salir del país para evitar ser capturados.

Lea también: Giran orden de captura contra los periodistas Luis Galeano, Jackson Orozco y el comentarista Jaime Arellano

Arellano y Galeano eran los presentadores de los programas de entrevistas y debate “Jaime Arellano en la Nación” y “Café con Voz”, respectivamente, los cuales se transmitían en el Canal 100 % Noticias. Mientras tanto, Orozco se desempeñaba como reportero del noticiero de la misma televisora.

Según el régimen, estos periodistas incitaron a la población, a través del medio televisivo, a cometer delitos impulsados por el odio contra miembros del Frente Sandinista de Liberación Nacional, partido al que pertenece Ortega.