Papa Francisco pide una «política de paz»

El escrito del sumo pontífice enfatiza que “la política es un vehículo fundamental para edificar la ciudadanía y la actividad del hombre”

Papa Francisco

Papa Franciso durante su mensaje de Navidad este martes. LA PRENSA/AFP

El papa Francisco destacó en su mensaje para la 52 Jornada Mundial de la Paz, que se celebra el 1 de enero de 2019, que la paz “es fruto de un gran proyecto político que se funda en la responsabilidad recíproca y la interdependencia de los seres humanos” y hoy más que nunca se necesitan “artesanos de la paz” que contribuyan a la felicidad de las familias.

El escrito del sumo pontífice enfatiza que “la política es un vehículo fundamental para edificar la ciudadanía y la actividad del hombre”, pero cuando se ejerce con autoritarismo “puede convertirse en un instrumento de opresión, marginación e incluso de destrucción”.

“Cuando el ejercicio del poder político apunta únicamente a proteger los intereses de ciertos individuos privilegiados, el futuro está en peligro y los jóvenes pueden sentirse tentados por la desconfianza, porque se ven condenados a quedar al margen de la sociedad… En cambio, cuando la política se traduce, concretamente, en un estímulo de los jóvenes talentos y de las vocaciones que quieren realizarse, la paz se propaga en las conciencias”, dice Francisco.

Le puede interesar: Papa Francisco pide reconciliación para Nicaragua en su mensaje de Navidad

Recuerda también que “cada renovación de las funciones electivas, cada cita electoral, cada etapa de la vida pública es una oportunidad para volver a la fuente y a los puntos de referencia que inspiran la justicia y el derecho. Estamos convencidos de que la buena política está al servicio de la paz; respeta y promueve los derechos humanos fundamentales, que son igualmente deberes recíprocos, de modo que se cree entre las generaciones presentes y futuras un vínculo de confianza y gratitud”.

Enfatiza además que “no son aceptables los discursos políticos que tienden a culpabilizar a los migrantes de todos los males y a privar a los pobres de la esperanza”. En cambio, subraya que “la paz se basa en el respeto de cada persona, independientemente de su historia, en el respeto del derecho y del bien común, de la creación que nos ha sido confiada y de la riqueza moral transmitida por las generaciones pasadas”.

Conversión de corazón

El santo padre señala que la paz supone “una conversión del corazón y del alma” al tiempo que puntualiza que “es fácil” reconocer tres dimensiones inseparables de esta paz interior y comunitaria: la paz con nosotros mismos, la paz con el otro, la paz con la creación, redescubriendo la grandeza del don de Dios y la parte de responsabilidad que corresponde a cada uno de nosotros, como habitantes del mundo”.

Lea además: El papa Francisco critica a los regímenes dictatoriales

Francisco también insta poner fin a las guerras ya que “la paz jamás puede reducirse al simple equilibrio de la fuerza y el miedo”. También hace mención de la situación de los niños que “viven en las zonas de conflicto, y a todos los que se esfuerzan para que sus vidas y sus derechos sean protegidos”. Recuerda que en el mundo “uno de cada seis niños sufre a causa de la violencia de la guerra”.

Papa ora por Nicaragua

Días atrás, en su mensaje navideño, el papa Francisco realizó una plegaria para que Nicaragua salga de la crisis sociopolítica, y delante de la imagen del pesebre expresó: “Delante del Niño Jesús, los habitantes de la querida Nicaragua se redescubran hermanos, para que no prevalezcan las divisiones y las discordias, sino que todos se esfuercen por favorecer la reconciliación y por construir juntos el futuro del país”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: