Mujer recibe cuatro puñaladas de su pareja en el barrio Santa Elena, Managua

El hombre atacó a Reyna Isabel después que ella llegara a su casa proveniente de su trabajo en el mercado Mayoreo, donde se dedica a lavar baños. Nelson Rodríguez estaba bebiendo licor y en ese estado atacó a la mujer

mujer

Así quedó la escena del crimen contra Reyna Isabel Salgado. LAPRENSA/ Yaosca Reyes Centeno

Viva de milagro quedó Reyna Isabel Salgado, de 42 años de edad, luego de recibir al menos cuatro puñaladas por parte de su pareja Nelson Bernardo Rodríguez Rivas, de 41 años y de origen hondureño.

El femicidio frustrado sucedió a eso de las 8:30 p.m. de este domingo 30 de diciembre en el barrio Santa Elena, en Managua. Exactamente en la casa de la víctima que queda de la Iglesia Torres Fuerte una cuadra al lago, media cuadra arriba.

Le Puede Interesar: Sospechan de femicidio en caso de mujer secuestrada y ejecutada en Managua

La atacó repentinamente

El hombre atacó a Reyna Isabel después que ella llegara a su casa proveniente de su trabajo en el mercado Mayoreo, donde se dedica a lavar baños. Nelson Rodríguez estaba bebiendo licor y en ese estado atacó a la mujer.

“Cuando entré al cuarto él me tiró a la cama y se me sube encima, en eso jala del colchón un cuchillo. Yo lo agarraba de la mano para evitar que me diera en el pecho; entonces volteó el cuchillo y con la parte que no tiene filo me lo pasó por la garganta… Hubo un momento que dije: ¡Jesucristo, hasta aquí me dejaste! ¡Ayudame Señor!, entonces él se cayó de la cama y cuando logro levantarme me pegó el último cuchillazo”, cuenta la sobreviviente con mucha fortaleza.

mujer
Así quedó la escena del crimen contra Reyna Isabel Salgado. LAPRENSA/ Yaosca Reyes Centeno

Además: Nueve femicidios en dos meses en Managua.

La hijastra de Reyna Isabel abrió la puerta de la casa para que ella lograr escapar. Fue así que minutos después del ataque huyó de su casa y solicitó a gritos ayuda a sus vecinos.

María Pulido Ortega es vecina y amiga de ella, así que sin pensarlo la socorrió. Al llegar donde su mamá, fue llevada en ambulancia al hospital Alemán Nicaragüense.

“Fui la única que la ayudó. La llevé a donde su mamá para que la trasladaran al hospital… La pobrecita iba toda ensangrentada, temblaba de miedo. Yo ya le había dicho que era mejor que se separara de ese hombre, que le podía hacer daño. Ese hombre no estaba en el país, ayer mismo había regresado de Honduras y solo volvió para hacerle la grosería”, dice doña María.

Lea: Femicidios en Nicaragua:  el Estado cree que «matando» cifras acaba el problema.

Reyna Isabel tuvo que caminar herida seis cuadras acompañada de su amiga y otros vecinos. “Iba pidiendo agua. Me decía ‘me voy a morir chela’, y yo le decía que se calmara”, cuenta María.

Minutos después que Reyna Isabel se fuera de su casa, Nelson Rodríguez huyó del sitio, arrastrando con él a su hija de 12 años. Hasta el momento se desconoce dónde están. “Vamos hija de…, apurate, así le decía él a la niña cuando huyó. Y pegaba gritos la chavalita asustada, y yo gritaba ¡ayúdenme!”, dice Reyna Isabel.

“Quería matarla”

“Fueron cinco puñaladas, una en la cara cerca de la nariz donde solo le hizo un hoyo; le dio una puñalada en el centro del pecho, en el hombro, en una mano y otra al lado izquierdo del cuerpo debajo del brazo. Lo que la salvó fue que ella es gordita y gracias a Dios casi no le hizo nada, pero quería matarla… Ellos llevaban como cuatro años juntos, él le dejaba a cargo una niña que solo es hija de ese hombre. Pero ella la cuidaba como si fuera de ella también y mire cómo le fue a pagar”, precisa doña Cristina Salgado, madre de Reyna Isabel.

Jamileth Hernández Salgado, hermana de Reyna Isabel, asegura que Rodríguez ya había amenazado de muerte a su pariente, y que toda la familia le había recomendado que dejara al hondureño por que no era “buena cosa”.

“Prácticamente este hombre jugó con la vida de mi hermana, la quería matar. Ahorita estuviéramos sufriendo una muerte por culpa de su locura. Nosotros pedimos justicia, que esto no quede así, que la Policía lo atrape y que lo meta a la cárcel”, dice Hernández.

Hasta la tarde de este lunes, la familia Salgado con Reyna Isabel en casa (dada de alta del hospital al mediodía) esperaban a los oficiales de la Policía Orteguista para que tomaran foto y evidencias de la cama llena de sangre, del cuchillo tirado en el suelo, las latas de cerveza que se estaba tomando y la maleta que el supuesto agresor había traído de Honduras.

La acusaba de tener un amante

Reyna Isabel Salgado y Nelson Rodríguez son pareja desde hace cuatro años. Pero los últimos dos años han sido terribles, asegura Salgado. La violencia con la que la trataba iba creciendo cada día más.

“Me decía que yo tenía un querido por que la gente le decía cuentos a él. Que vendiera esta casa, que me fuera para Honduras con él, que si no me iba me mataba, yo te huelo la cabeza me decía siempre. En otras palabras estos dos años me venía dando maltrato físico y verbal… “, comenta Salgado.