Rommel Caballero con pelea a la vista, Randy espera volver a ser el de antes tras la cirugía

Rommel Caballero recibe el año nuevo entrenando en el gimnasio en Coachella, California. Tiene tres factores para sonreír: desapareció el dolor en su espalda, firmó un contrato con Golden Boy...

Rommel Caballero tiene como expectativa realizar seis combates. LAPRENSA/TOMADA DE GOLDEN BOY PROMOTION

Rommel Caballero recibe el año nuevo entrenando en el gimnasio en Coachella, California. Tiene tres factores para sonreír: desapareció el dolor en su espalda, firmó un contrato con Golden Boy y peleará este 9 de febrero en el Spring Fantasy Casino en una velada importante, en donde Rey Vargas, campeón del Consejo Mundial de Boxeo (AMB), defenderá su cetro ante Franklin Manzanilla.

Te puede interesar: Rommel Caballero noquea sin despeinarse a Hugo Padrón

Las palabras de su papá, Marcos Caballero, son el reflejo del optimismo con el que empiezan el año. No se ve un panorama de prisa en la carrera del muchacho de 19 años. A pesar que en 2018 no estaba firmado con Golden Boy consiguió cuatro batallas, ganándolas todas. “Este año esperamos hacer seis peleas como sale estipulado en el contrato. No creo que peleemos por algún título regional o juvenil”, explicó su papá y entrenador.

Los planes para afrontar un título mundial son a cuatro años, en dependencia de la evolución de cada peleador. Su hermano y excampeón mundial de las 118 libras de la FIB, Randy Caballero, en su cuarto año con Golden Boy disputó su anhelo de niño, pero también fue más constante en el arranque. El Matador subió al ring en seis ocasiones en su primer año y siete en su segundo, ya el tercero fue de posicionamiento en los rankings mundiales hasta desembocar en aquel octubre de 2014, cuando se convirtió en el campeón número 11 en la historia del boxeo nicaragüense.

Lea además: Rommel Caballero embiste a Jahaziel Vázquez con un gancho al hígado

The Legacy no ha exhibido todo su potencial. Rivales incómodos y problemas en su espalda habían sido los principales tranques, pero su estilo, técnica y pautas mostradas en sus combates han dejado claro el potencial que posee. “Dependerá de cómo se vaya viendo a la distancia. Cuando la gente de Golden Boy me diga que está listo para ocho asaltos o disputar algún título juvenil estaremos listos. Estoy muy contento que las terapias en su espalda dieron resultados y así empezamos con el pie derecho. El nombre del oponente lo sabremos esta semana”, concluyó Caballero.

Randy a la espera

El Matador no pierde las esperanzas que un día el doctor le diga: “Podés volver a boxear”. Randy Caballero se sometió a una operación en uno de sus tobillos porque el dolor era insoportable. Dos meses han pasado desde esa operación y la evolución no puede ser mejor. “Ya no siente dolor, el doctor lo mandó a ponerle un poco de presión al pie y en muchas ocasiones anda sin muletas. Así que faltan seis meses de recuperación y el dictamen final si puede volver”, explica su papá.

Randy siente nostalgia cuando pisa el gimnasio y hace ejercicios del tronco para arriba. Tan solo tres peleas en los últimos cuatro años es el resultado de las lesiones en el nicaragüense. “Cuando se recupere lo mandaré a un campamento de campeones en San Francisco”, planea Caballero.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: