Ni la luna es de queso ni fue golpe de Estado

Y si hoy les dijera que la “luna es de queso”, los mismos que ayer repitieron “cayó un meteorito”, "son terroristas" o “fue un golpe de Estado” también dirán: “La luna es de queso…”

Daniel Ortega, reformas

Luna de queso

La luna no es de queso. En eso podemos estar todos de acuerdo. O tal vez no. Bien podrían un niño o niña, por ingenuidad, o un loco, por falta de cordura, estar en desacuerdo. Dirían que sí, que es de queso. Podrían hasta enojarse contra aquellos que dicen lo contrario. Usted trataría de explicarles en lenguaje sencillo, tal vez cómo se hace el queso o tal vez cómo se formó la luna. Y aquél, que no y no. ¡Que la luna es de queso! Y a usted solo le quedara reírse o sentir ternura de las rabietas de estas personas que en su ingenuidad o locura creen que la luna es de queso y no aceptan que nadie diga lo contrario.

Poder

Supongamos que una de esas personas tiene poder. Que tiene un ejército, policías y matones armados. Que tiene al Estado. Jueces, cárceles y Canciller. Ya no nos parecerán tan graciosas sus rabietas. Habrá muchos que por temor y conveniencia comenzarán a ver el queso que antes no veían en la luna. Hasta describirán su olor y harán canciones. Otros tratarán de explicarles con paciencia que la luna no es de queso y muchos otros estarán dispuestos a asumir las consecuencias por decir la verdad ante esta persona que no acepta que se le contradiga.

Meteorito

Ahora supongamos que no es del queso de la luna que habla, sino de que cayó un meteorito en Nicaragua. Podrá haber risitas al fondo del salón, pero nadie de los suyos lo contradecirá. Incluso saldrán sus científicos a explicar cómo es que cayó el meteorito que nadie más vio caer. Los científicos de la NASA dirán que es un invento, que no hay tal meteorito, pero todos los suyos dirán que aquí cayó un meteorito. Y punto. Cuestionar es blasfemia.

Mundo irreal

Trabajo y paz. Meteorito en Managua. Gobierno socialista, cristiano y solidario. Refinería. El Gran Canal de Nicaragua, la mayor obra de ingeniería de todos los tiempos en el mundo. Elecciones libres. Gobierno de reconciliación y unidad nacional. País más seguro de Centroamérica. Satélite nica. Vivir bonito. Y más. Todas han sido “la Luna de queso” en su momento. Y cuando la gente dijo ya basta de estar fingiendo que le creemos, y salió a las calles a exigir una democracia real y no de consignas vacías ni proyectos imaginarios, la persona dijo que quienes reclamaban eran golpistas y terroristas, fiel a su delirante forma de ver y de querer imponer la realidad de la manera que le dé la gana.

Golpe de Estado

Y aquí estamos. Como esta persona no acepta que se le contradiga, mató a cientos y encarceló a otros cientos que le desafiaron. Dice que son terroristas. Que lo que hubo fue un “fallido golpe de Estado”. Y como tiene poder, les dije, hay muchos cercanos que por temor o conveniencia repiten: “Fue golpe de Estado, fue golpe de Estado… Ellos son terroristas”. Nadie más les cree.

Expertos

Como si se tratara de demostrar que la luna no es de queso, expertos de la Naciones Unidas y de la OEA tratan de explicarle por qué no se le puede llamar terroristas a los ciudadanos que reclaman derechos ni golpe de Estado a las protestas. Pero no, esta persona sigue viendo lo que quiere ver. Y le molesta que nadie más lo vea así. Si pudiera echar presos a esos expertos de la OEA o la ONU que la contradicen, lo haría. Pero como no puede los expulsa y le encarga a su Canciller la verguenza de convencer a los otros países que la luna es de queso… (Perdón, es de “golpe de Estado” que hablamos esta vez) …que aquí hubo «un fallido intento de golpe de Estado».

Sencilla solución

En el mundo real, la solución es ridículamente sencilla. Si lo que hubo fue un intento de golpe de Estado, si quienes protestaban son los asesinos de todos y ellos de ninguno, pues bastaría que se realizara una investigación con terceros imparciales y expertos que determinen científicamente que fue lo que pasó. Si este gobierno tiene a la mayoría de la población a su favor, solo hay que hacer una elección o referéndum libre y transparente que lo niegue o lo confirme. Salga lo que salga lo aceptamos todos. Y que pague quien tenga que pagar. Así de simple. Pero estamos a un nivel que no entiende de razones. Y si ahora esa misma persona dice que la “luna es de queso”, los mismos que ayer repitieron “cayó un meteorito”, “fue un intento de golpe de Estado” o “son terroristas”, también dirán: “La luna es de queso, la luna es de queso…” Y matarán, encarcelarán o expulsaran a quien diga lo contrario.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: