Grupo Lima analiza sanciones contra las dictaduras en Nicaragua y Venezuela

En el caso de Venezuela, las acciones son por considerar que se trata de un mandato producto de elecciones ilegítimas, y en Nicaragua, porque existen graves violaciones a los derechos humanos.

Los ministros de Relaciones Exteriores y delegados del Grupo de Lima, formado por catorce países americanos contrarios al Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro. LA PRENSA/ EFE

Los ministros de Relaciones Exteriores y delegados del Grupo de Lima, formado por catorce países americanos contrarios al Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro. LA PRENSA/ EFE

El Grupo de Lima, a excepción de México, anunció este viernes en la capital peruana que no reconocerá al Gobierno de Venezuela si el dictador Nicolás Maduro asume un nuevo período el 10 de enero, a la vez que analizó alternativas de sanciones contra el dictador Daniel Ortega en Nicaragua.

En el caso de Venezuela, las acciones son por considerar que se trata de un mandato producto de elecciones ilegítimas, y en el caso de Nicaragua, porque consideran que se han cometido y siguen cometiendo graves violaciones a los derechos humanos.

En el marco de la reunión del Grupo de Lima, el ministro de Relaciones Exteriores chileno, Roberto Ampuero, invitó a cancilleres sudamericanos a una reunión en la embajada de Chile en Perú, con el objetivo de intercambiar opiniones sobre asuntos de interés común en relación con la integración de América del Sur y la grave situación imperante en Nicaragua, según nota de prensa de Cancillería chilena.

Le puede interesar: Informe del GIEI recoge los detalles de la masacre perpetrada por la Policía Orteguista en Masaya

Al encuentro asistieron los cancilleres de Brasil, Ernesto Araújo; Colombia, Carlos Holmes Trujillo, y Perú, Néstor Popolizio; y los vicecancilleres de Argentina, Daniel Raimondi, y de Paraguay, Bernardino Seguier.

Con respecto a Nicaragua, los ministros evaluaron alternativas para cursos de acción y medidas que contribuyan a la recuperación de la democracia en el país centroamericano. El diálogo tuvo lugar en el marco de las iniciativas impulsadas por el Grupo Especial de Trabajo establecido en la OEA, cuya vicepresidencia es ejercida por Chile.

Dentro de las ideas conversadas está el revisar los programas de cooperación bilateral y triangular con Nicaragua. También la posibilidad de que el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que denuncia graves violaciones a los derechos humanos en Nicaragua, sea remitido al Consejo de Seguridad de la ONU.

Lea además: Lesther Alemán: “Ortega ya no gobierna, solo reprime”

En ese sentido, el canciller Ampuero señaló que “no queremos que lo que está pasando en Nicaragua quede en un segundo plano respecto a la crisis existente en Venezuela. Es por eso que debido al agravamiento de la represión política; el acoso a los defensores de los derechos humanos y las severas restricciones a los medios de prensa y violaciones a la libertad de expresión e información, creemos que es importante potenciar el rol del Grupo de Trabajo sobre Nicaragua en la OEA como mecanismo fundamental para la promoción de la democracia y las libertades fundamentales en dicho país”.

Desconocen a MAduro

El grupo exhortó además al gobernante venezolano a dar un paso al costado y le pidió transferir provisionalmente el poder a la Asamblea Nacional hasta que se realicen elecciones libres.

“Esta declaración tiene un mensaje político contundente: el principal mensaje es sin duda el no reconocimiento de la legitimidad del nuevo periodo del régimen venezolano”, dijo el canciller peruano, Néstor Popolizio, al leer los aspectos más resaltantes de la declaración del Grupo, que se reunió con la participación inédita de Estados Unidos para definir acciones contra el gobierno de Maduro.

Lea también: OEA cuenta con bases suficientes para tomar una decisión sobre Nicaragua, dice exdiplomático

“Se insta a Nicolás Maduro a no asumir la presidencia, que respete las atribuciones de la Asamblea y transfiera provisionalmente el poder hasta que se realicen nuevas elecciones”, dijo el canciller.

En esa línea, los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía instaron al mandatario venezolano a que no asuma la presidencia de este nuevo régimen el próximo 10 de enero.

El canciller peruano fundamentó la decisión recordando que el Grupo de Lima había dicho que el proceso electoral que llevó al poder otra vez a Maduro carecía de legitimidad.

Respaldo a la Asamblea Nacional

El Grupo reiteró su respaldo a la Asamblea Nacional, a la que reconoce “como órgano constitucionalmente electo” en Venezuela. Sus miembros acordaron también, indicó el canciller peruano, dejar libertad a los 14 países a adoptar medidas concretas para evaluar el nivel de sus relaciones con Venezuela o impedir el ingreso de funcionarios del régimen.

Además: Estados Unidos cabildea para lograr alianzas diplomáticas contra el régimen Ortega-Murillo

Perú había propuesto que los países del Grupo rompan relaciones con Venezuela hace un mes. “Es muy importante que el Grupo de Lima haya emitido este pronunciamiento para continuar ejerciendo presión con miras a la restauración de la democracia en Venezuela”, concluyó el ministro, que fue el único de los cancilleres que tomó la palabra al cierre del cónclave.

México no firmó

El único país miembro del Grupo que no firmó la declaración fue México, sin que esto signifique ninguna intención de separación del bloque, dijo una fuente de la Cancillería peruana.

Más en: El dictador Daniel Ortega será aislado financieramente si Nicaragua es suspendida de la OEA

Los representantes mexicanos participaron con total normalidad y sin inconvenientes en la reunión, añadieron las fuentes.

OEA en sesión especial

Asimismo, la OEA anunció ayer una reunión extraordinaria de su Consejo Permanente el próximo jueves 10 de enero “para considerar la situación” en Venezuela, coincidiendo con la toma de posesión de Maduro.

La organización hizo el anuncio en su cuenta oficial de Twitter, sin dar detalles sobre los asuntos concretos que se tratarán.

La reunión había sido propuesta el mes pasado por Estados Unidos y otros miembros de la OEA que desean debatir sobre la legitimidad de la presidencia de Maduro con motivo de su nueva toma de posesión.

También: Represión contra el pueblo destapa el lado más cruel de Daniel Ortega

La reunión del Consejo Permanente se llevará a cabo bajo la presidencia de turno de El Salvador, país en el que gobierna el izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y que asumió ese puesto rotatorio el pasado 1 de enero.

En una entrevista con Efe en diciembre, el embajador estadounidense ante la OEA, Carlos Trujillo, adelantó que aprovechará esa reunión para debatir desde una “perspectiva regional” los desafíos humanitarios en Venezuela y el escenario que se abre con la renovación del mandato de Maduro.

Maduro, que está en el poder desde 2013, fue reelegido presidente el pasado 20 de mayo en unas elecciones no reconocidas por la mayor parte de la comunidad internacional y, por tanto, ahora se abre un escenario incierto en el que los países deben decidir si mantienen o cortan relaciones diplomáticas con su gobierno.

El Gobierno estadounidense no ha especificado si romperá relaciones con el Ejecutivo venezolano después del 10 de enero.

Frente a ello, Maduro ha avisado que no aceptará ningún “chantaje” diplomático, ante la posibilidad de que algunas naciones decidan retirar a sus embajadores.

Almagro apoya declaración

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dijo ayer que apoya la declaración emitida por el Grupo de Lima, que no reconocerá el nuevo mandato de Nicolás Maduro en Venezuela.

“Apoyamos y hacemos nuestra la declaración del Grupo de Lima. Nicolás Maduro es ilegítimo. Apoyamos que (la) Asamblea Nacional asuma el poder de manera provisoria el 10 de enero como ha sido debidamente estipulado por el Tribunal Supremo de Justicia, ambos poderes legítimos y constitucionales”, aseguró Almagro por medio de su cuenta de Twitter.

Además: Grupo de Lima no reconocerá al nuevo gobierno de Nicolás Maduro

El secretario añadió que “urgimos a comunidad internacional desconocer a Nicolás Maduro, abstenerse de proveer ayuda financiera y militar”.

De igual forma, Almagro exhortó a la Corte Penal Internacional “acelerar investigación sobre crímenes de lesa humanidad” en Venezuela, como recopiló un informe de la OEA.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: