Huérfanos del femicidio están invisibilizados por el Estado

Los femicidios en Nicaragua dejaron 59 menores en orfandad en el año 2018, ya que en la mayoría de los casos sus madres murieron a manos de sus progenitores

LA PRENSA/Archivo

Los femicidios en Nicaragua dejaron apróximadamente 59 menores en orfandad durante el año 2018, ya que en la mayoría de los casos sus madres murieron a manos de sus progenitores y según el Observatorio de Católicas por el Derecho a Decidir el Estado no se ha hecho responsable de la tutela de estos menores, por lo que muchos viven con sus abuelitas, en su mayoría jubiladas, y en condiciones de pobreza extrema.

Según Magaly Quintana, quien es miembro del observatorio de católicas, durante el año 2018 registraron 57 femicidios, seis crímenes más que en el año 2017 cuando la estadística fue de 51. Además, se reportaron 42 femicidios en grado de frustración.

“Un sector (que es) víctima de esta tragedia –que el Estado se encarga de invisibilizar– son los niños y todas las personas que perdieron a su madre, en este caso estamos hablando de 49 niños, 10 adolescentes y el resto son mayores de edad, estamos hablando de un total de 89 víctimas indirectas de los femicidios”, detalló Quintana.

Lea: Un total de 57 mujeres fueron víctimas de femicidio en Nicaragua en 2018

Para esta defensora de la mujeres en Nicaragua existe un subregistro de femicidios y de las víctimas indirectas de este flagelo, debido a que la violencia que se registra en el país no ha permitido al observatorio visitar a todos los familiares de las víctimas y el Estado ni siquiera hace mención de las víctimas de femicidio en el último año.

“A pesar de que en este país supuestamente existen políticas públicas sobre la protección de la niñez, nos encontramos con que ni el Estado sabe estas cifras… los datos que tenemos son los que arrojan los periódicos”, comentó Quintana.

Al ser consultada sobre a quién corresponde asumir la tutela de los menores en orfandad, la defensora argumentó que “el Estado tiene una responsabilidad con estos niños, el Estado tiene que exigir una reparación de daños que pasa por los femicidios de sus madres y por asumir a estas criaturas en todos los ámbitos de la vida: salud, educación, manutención, cosa que al Estado no le interesa y por lo tanto quedan en manos de sus abuelitas que son mujeres mayores y que en su mayoría viven en extrema pobreza”.

Crímenes en la impunidad

La mayoría de los femicidios son cometidos por la pareja o ex pareja de las víctimas, y personas desconocidas. Otros indicadores comunes en estos crímenes fueron saña e impunidad.

Lea también: Niña violada y lanzada a pozo en Estelí murió por hemorragia masiva

“Vos sabrás que la Policía anda ocupada en otras actividades, no han asumido la responsabilidad de atrapar a los femicidas, la mayoría de los femicidas en este año están prófugos, la gran mayoría” agregó Quintana.

Entre los femicidios que más conmovieron a la población nicaragüense se encuentra el crimen de la adolescente Yesbeling Espinoza Calero, de 12 años, quien fue violada, asesinada y arrojada a un pozo de una comunidad en Estelí.

Aunque Yesbeling desapareció de su casa en noviembre de 2017, su cuerpo fue encontrado hasta el 20 de febrero de 2018, ya que sus verdugos después de matarla le amararon sus manos a su cintura con una sondaleza y luego con un alambre de púas le amarraron una piedra de 92 libras y la lanzaron al fondo de un pozo que mantuvo oculto el cuerpo de la menor.

El primer femicidio del 2019

El primer día del año Griselda Hernández Suazo, de 35 años, murió después de recibir cinco disparos presuntamente por su cónyuge Róger Briones Cruz, de 40 años, en Matiguás, departamento de Matagalpa.

Ambos salieron de su casa la noche del 31 de diciembre, ubicada en la comunidad Bul Bul. La pareja estuvo tomando licor con otras personas en el barrio Rufino López.

Según reportes extraoficiales, pasada la medianoche, la mujer pidió prestado un cuarto para ir a descansar y cuando estaba dormida, Briones presuntamente llegó a la habitación y quiso revisar el celular de ella. Sin embargo, no logró ¡desbloquearlo, Briones inmediatamente le disparó asestándole cuatro tiros en el pecho y en el abdomen, más uno en uno de los brazos.

Hernández murió de inmediato y la Policía Orteguista (PO) llegó a realizar las indagaciones correspondientes. Apun se desconoce si Briones fue detenido.

Le puede interesar: Un hombre asesina a su pareja de cinco disparos en Matiguás, Matagalpa

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: