“Es legal y necesaria” la solicitud de Almagro para aplicar Carta Democrática al régimen de Ortega, asegura José Pallais

Para el también analista político la aplicación de la Carta Democrática es factible por la masiva violación estatal contra los derechos humanos

La represión de la Policía Orteguista a los manifestantes en Nicaragua. LA PRENSA/ ARCHIVO/ JADER FLORES

Para el exvicecanciller de Nicaragua José Bernardo Pallais Arana, la aplicación de la Carta Democrática al régimen del dictador Daniel Ortega es factible, por la masiva violación estatal contra los derechos humanos en Nicaragua, producto de la revolución pacífica de abril tras la demanda ciudadana de exigir la renuncia al poder a Daniel Ortega, quien gobierna el país desde el 2007.

Lea además: Policía orteguista entrena para una guerra

De acuerdo al exdiplomático, “es totalmente legal y necesaria (la solicitud de Luis Almagro) por la gravedad de la situación con violaciones masivas y generalizadas de los derechos humanos y la comisión de crímenes de lesa humanidad por parte de los principales funcionarios del Estado”.

¿Es factible la aplicación de la Carta Democrática en Nicaragua?

Sí. Desde el momento en que el secretario general con fundamento en el artículo 20 solicitó la convocatoria del Consejo Permanente, se está aplicando la Carta Democrática Interamericana para solución de la crisis nicaragüense, su solicitud dio inicio al procedimiento que continuará el 11 de enero con la reunión del Consejo conforme convocatoria de su presidente. Muchas personas confunden la aplicación con la suspensión, que es la medida extrema que la Organización puede tomar conforme la Carta; el objetivo de la Carta no es expulsar a sus miembros, sino restablecer el orden democrático en aquellos países que han sufrido una grave alteración del orden constitucional, dándole prioridad a las gestiones diplomáticas como parte del proceso de aplicación.

Puede leer: Analista político dice que la dictadura Ortega-Murillo tiene dos opciones: negociar o el despeñadero

¿Es legal la solicitud del secretario general Almagro?

Es totalmente legal y necesaria, por la gravedad de la situación con violaciones masivas y generalizadas de los derechos humanos y la comisión de crímenes de lesa humanidad por parte de los principales funcionarios del Estado. La Carta en sus artículos 19 y 20 habla en términos generales de una alteración del orden constitucional que afecte gravemente el orden democrático, va más allá de los simples casos de ruptura del orden democrático o de un golpe de Estado.

¿Cómo se han roto esos elementos de la democracia por el régimen?

En el caso del gobierno de los Ortega Murillo, se han roto los elementos esenciales de la democracia representativa y los componentes fundamentales del ejercicio de la democracia desarrollados en los artículos 3 y 4 de la Carta. La política represiva del Estado le ha llevado a suspender de facto todas las garantías constitucionales, incumpliendo con las obligaciones internacionales suscritas por Nicaragua en materia de derechos humanos y democracia y desde luego ha incumplido con las obligaciones contenidas en la misma Carta, por lo que la OEA en atención a lo dispuesto en el artículo primero de la misma tiene la obligación de defender la democracia que ha sido expoliada a los nicaragüenses por su gobierno.

También: Consejo Permanente de la OEA convoca a sesión extraordinaria sobre Nicaragua para el viernes 11 de enero

¿Qué efectos tendrá la carta enviada a sus colegas por parte del canciller Moncada?

La carta, además de reiterativa y cansina, rompe con la tradición diplomática de la OEA al no efectuar contrapropuesta alguna de solución a la crisis y acusar de injerencismo al secretario general y a la misma Organización, cuando estos han iniciado un procedimiento legítimo como parte del compromiso colectivo para la defensa de la democracia y de los derechos humanos, que conforme el pacto de San José no nacen del hecho de ser nacional de determinado Estado, sino tienen como fundamento los atributos de la persona humana, por lo que justifican una protección internacional coadyuvante o complementaria del derecho interno.

¿Qué pretende el régimen de Ortega con esa carta, con la cual muchos consideran que el régimen muestra fragilidad ante las presiones internacionales?

El gobierno de los Ortega Murillo, a través de su canciller, pretende con su carta que los países de América les permitan continuar impunemente violando los derechos humanos de los nicaragüenses y cometiendo crímenes de lesa humanidad so pretexto de un trasnochado concepto de soberanía nacional y del principio de no intervención en los asuntos internos, los cuales conforme el desarrollo del derecho internacional moderno no pueden ser usados como escudos para que la comunidad internacional incumpla su obligación de proteger a las personas y hacer valer las obligaciones internacionales de los Estados.

Además: Estados Unidos cabildea para lograr alianzas diplomáticas contra el régimen Ortega-Murillo

¿Podría tener algún apoyo el régimen de Ortega?

La posición del Gobierno de Nicaragua difícilmente podrá generar simpatía o apoyo entre los países democráticos de la región.

Reunión de emergencia

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) convocó a una sesión extraordinaria para abordar la crisis en Nicaragua este viernes de 11 de enero, a las 9:00 de la mañana (hora nica).

La reunión había sido solicitada de emergencia por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, el pasado 29 de diciembre para “realizar una apreciación colectiva de la situación y adoptar las decisiones que estime convenientes”, respecto a la aplicación de la Carta Democrática Interamericana a Nicaragua.

Dos días antes de la solicitud de Almagro, el Consejo tuvo una reunión extraordinaria en la que el secretario informó de una serie de acciones internacionales inmediatas para elevar la presión contra el régimen de Daniel Ortega.