Amaru Ruiz, director de Fundación del Río, se va al exilio por amenazas de cárcel

Fundación del Río fue la que alertó sobre el incendio en la Reserva Biológica Indio Maíz en abril, días antes del inicio de las protestas contra el régimen. La Asamblea le canceló la personería jurídica

Amaru Ruiz, director de Fundación del Río. LA PRENSA/ CORTESÍA

Amaru Ruiz, director de Fundación del Río. LA PRENSA/ CORTESÍA

El director de Fundación del Río, Amaru Ruiz, se exilió después de recibir advertencias sobre amenazas de cárcel, bajo el delito de terrorismo. Ruiz salió de Nicaragua por puntos ciegos a finales del 2018, pocos días después que la Asamblea Nacional, dominada por el orteguismo, canceló la personería jurídica de la fundación que él dirige y que fue la que alertó sobre el incendio en la Reserva Biológica Indio Maíz en abril, días antes del inicio de las protestas contra el régimen orteguista.

Ruiz explicó que se enteró de las amenazas en su contra por individuos que trabajan para el régimen orteguista y que filtraron la información. Antes de que Ruiz conociera de las intenciones del régimen, había recibido amenazas desde perfiles falsos en redes sociales. Sin embargo «había un mensaje de odio en contra mía, en contra de la organización», señaló el también biólogo.

Fundación del Río fue una de las primeras organizaciones no gubernamentales que padeció la represión del régimen a través del Ministerio de Gobernación (Migob). Por medio de una cédula de notificación, la institución expuso en abril, que podrían cancelar la personalidad jurídica de la Fundación, en ese momento, señalaron una supuesta «campaña de recolecta económica». Sin embargo, la organización valoró la acción como un intento de callar sus voces por la defensa de los recursos naturales.

Amaru Ruiz, director de Fundación del Río. LAPRENSA/CORTESÍA

Ruiz también indicó que en el mismo mes de abril, su vivienda, que pertenece a la Fundación, sufrió un atentado que dejó los vidrios rotos de una de las ventanas. La denuncia fue interpuesta ante la Policía Orteguista (PO), pero esta no se movilizó al lugar para hacer las respectivas investigaciones.

El incendio en Indio Maíz es considerado uno de los detonantes del estallido social del 18 de abril. Desde esa fecha, el país se acerca a su noveno mes de crisis sociopolítica, que ha dejado más de 300 muertos, más de 500 presos políticos y más de 50 mil personas en el exilio; en su mayoría, jóvenes, defensores de derechos humanos, profesionales de la salud y periodistas independientes.