Nicaragua con chance en el Eliminatorio de beisbol de Sao Paulo

Nicaragua enfrentará a República Dominicana, México y Brasil en Sao Paulo, en busca de clasificar al torneo de beisbol de los Juegos Panamericanos de Lima.

Nicaragua debe ganar dos de tres juegos en Sao Pablo para clasificar a los Panamericanos. LA PRENSA/ARCHIVO

Nicaragua tiene en teoría una buena oportunidad de clasificar al torneo de beisbol de los Juegos Panamericanos de Lima, al estar ubicado en el grupo más “cómodo” del Eliminatorio de Sao Paulo, que se realizará del 29 de enero al 3 de febrero próximo y en el que se espera contar con jugadores de la talla de Cheslor Cuthbert y varios de los peloteros activos en las Ligas Menores.

El torneo de Brasil es durísimo, con ocho equipos peleando por cuatro boletos a Lima, pero en medio de la feroz competencia, Nicaragua está en un grupo con rivales a los que no sería raro superarlos, porque ya lo hemos hecho antes.

La Selección pinolera se medirá a sus similares de República Dominicana, México y Brasil. Este grupo se reacomodó porque antes estaba incluido Canadá. Sin embargo, como Estados Unidos no asistirá, Canadá pasó al otro sector y República Dominicana, que reemplaza a los estadounidenses, fue insertada en el grupo de nosotros.

El otro sector es el de la muerte, con Canadá, Venezuela, Colombia y Panamá.

Los equipos jugarán todos contra todos en sus respectivos grupos y los dos mejores de cada sector serán los clasificados al torneo de beisbol de los Juegos Panamericanos, que se desarrollarán en Lima, Perú, a finales de julio e inicio de agosto de 2019.

Así que Nicaragua con dos victorias en tres partidos aseguraría su presencia en Lima. México asoma como el rival más fuerte del grupo porque en los últimos años han armado un All Star de sus ligas profesionales, mientras que República Dominicana tiene abundante talento pero esparcido por todo el mundo y rara vez consiguen cohesionar en un equipo, excepto en los clásicos mundiales de beisbol, a los que van con todos los fierros. Mientras que Brasil ha mejorado mucho, pero se cree que todavía estamos por encima de ellos.

Munguía y Bone va

Para el torneo de Sao Paulo, la Selección estará compuesta de 24 peloteros y de los profesionales activos, los Gigantes de San Francisco dieron el visto bueno para que el brioso jardinero Ismael Munguía y el receptor Rodolfo Bone sean parte del equipo nicaragüense.

Cheslor está en los planes y el propio bigleaguer costeño desea vestir una vez más la camiseta de Nicaragua, pero todo dependerá si los Royals de Kansas City le otorgan permiso o bien esperar que pasa en estos días, porque el nica está en waivers al ser movido del roster de 40 protegidos y podría cambiar de equipo en las Grandes Ligas.

También se gestiona los permisos de nicas de las Ligas Menores y que han estado activos en la Liga Profesional de Nicaragua como Leonardo Crawford (Dodgers), Melvin Novoa (Rangers) y Randy Pondler (Azulejos).

Un caso especial es el ex bigleaguer Wilton López, quien no tiró en la Liga Profesional porque puso en marcha un proyecto personal, pero siempre ha tenido la disposición de jugar con la Selección, mientras que la veteranía e incidencia de Vicente Padilla sería también de mucha utilidad.

También hay confianza en tener disponible a Elmer Reyes, quien está firmado por los Olmecas de Tabasco de la Liga Mexicana. De Everth Cabrera no hay información, pero sin dudas sería una gran inyección. Lo demostró con su gran año en México y toda ayuda será necesaria para conseguir el boleto a Lima.

La convocatoria

La Selección  Nacional de Beisbol de Nicaragua será convodada en los próximos días para el Elminatorio de Sao Paulo, que tiene disponible cuatro boletos a los Juegos Panamericanos de Lima.

El equipo final será de 24 jugadores, así que se convocarán a los sumo 26 peloteros para tener dos de reservas ante cualquier contratiempo.

El objetivo de clasificar a los Juegos Panamericano es luego intentar obtener un boleto a los Juegos Olímpicos, lo que parece durísimo, más no imposible.