Estados Unidos sanciona a siete empresarios venezolanos vinculados al régimen de Nicolás Maduro

Los sancionados son María Perdomo, Leonardo González, Claudia Díaz, Gustavo Perdomo, Raúl Gorrín, Mayela Tarascio de Perdomo y Adrián Velásquez

El presidente Nicolás Maduro habló desde el Palacio de Miraflores. Reuters

El presidente Nicolás Maduro habló desde el Palacio de Miraflores. Reuters

El Gobierno estadounidense impuso este martes sanciones económicas contra la extesorera nacional de Venezuela, Claudia Patricia Díaz Guillén y el empresario de televisión, Raúl Gorrín, a los que acusa de participar en una red de corrupción que logró más de 2,400 millones de dólares con el uso ilícito del sistema cambiario venezolano.

Además de a Guillén y Gorrín, el Tesoro también impuso sanciones a otros cinco individuos y 23 entidades utilizadas por la red para canalizar los fondos con sedes registradas en Nueva York, Miami, Delaware y la isla caribeña de San Cristóbal y Nieves.

Le puede interesar: “Una vez al mes quizá compramos pollo o carne”: La crisis en Venezuela que se agudizó con Nicolás Maduro

«El régimen venezolano ha saqueado miles de millones de dólares mientras el pueblo venezolano sufre (…). Nuestras acciones contra esta red corrupta de cambio de divisas muestra una práctica deplorable más que los miembros del régimen han usado para beneficiarse a sí mismos a expensas del pueblo venezolano», indicó Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de Estados Unidos, en un comunicado.

Como consecuencia quedan congelados los activos que estas personas y entidades puedan tener bajo jurisdicción estadounidense y se prohíbe llevar a cabo transacciones financieras con ellas.

Acusado de pagar sobornos

El pasado año, la Fiscalía de Miami acusó Gorrín de pagar sobornos a funcionarios de la Tesorería de Venezuela para poder comprar dólares a la tasa oficial y revenderlos luego en el mercado paralelo.

Le puede interesar: Los dictadores Daniel Ortega y Nicolás Maduro en manos de los países del Caribe

Díaz Guillén, que fue Tesorera de Venezuela entre 2011 y 2013 y se encuentra actualmente bajo arresto domiciliario en España, supuestamente aceptó sobornos de Gorrín, quien a cambio compró casas y yates para ella y su esposo, según la acusación.

Entre los activos de Gorrín figura la cadena televisiva Globovisión, que compró en 2013 y la cual suavizó su línea crítica con el gobierno del presiente Nicolás Maduro desde entonces.
El Tesoro estadounidense dio una prórroga de un año a Gorrín para deshacerse de sus acciones en el canal televisivo.

También lea: Guatemala podría convertirse en una dictadura como Nicaragua, advierte Procurador de Derechos Humanos guatemalteco

El Gobierno del presidente Donald Trump ha elevado la presión sobre Caracas con sucesivas sanciones económicas a altos cargos del Gobierno de Maduro, incluida la primera dama Cilia Flores y a varios ministros, a los que se acusa de represión y abusos a los derechos humanos.

Venezuela vive una profunda y prolongada crisis económica, con una hiperinflación superior al 1,000.000 por ciento anual y escasez de alimentos y medicinas, que ha forzado la salida de 2.5 millones de personas del país hacia EE.UU. y otras naciones.