Cosecha cafetalera del ciclo 2018-2019 con lento avance en Matagalpa

Matagalpa es el segundo departamento con mayor producción de café en el país y, de manera general, la cosecha del ciclo 2018-2019 lleva un avance que oscila entre el 50 y 60 por ciento

el panorama económico es poco alentador para distintos sectores. LAPRENSA/ARCHIVO

Los cortes de café han entrado a la última fase, llamada repela, en las zonas bajas e intermedias de Matagalpa, aunque en zonas de mayor altura, apenas está iniciando la etapa de máxima recolección del grano; mientras los caficultores reportan bajos rendimientos y problemas con la mano de obra, financiamiento y precios internacionales del café.

Matagalpa es el segundo departamento con mayor producción de café en el país y, de manera general, la cosecha del ciclo 2018-2019 lleva un avance que oscila entre el 50 y 60 por ciento, estimó Aura Lila Sevilla Kuan, presidente de la Alianza Nacional de Cafetaleros de Nicaragua (ANCN).

Lea también: Flujo de dinero por el ciclo cafetalero 2018-2019 será menor que el periodo anterior

Debido a factores climáticos, en algunas fincas de zonas bajas, el graniteo o recolección de los primeros granos maduros comenzó a mediados de julio de 2018, por lo que los cafetaleros consideraron que sería una cosecha más anticipada. Sin embargo, los cortes “han sido lentos”, extendiendo el tiempo de recolección e incrementando los costos para los productores.

“El corte va muy lento”, afirmó Sevilla, explicando que existen fincas de medianos y grandes productores en las que los obreros agrícolas han tenido que pasar hasta 15 veces por la misma plantación para cortar el grano maduro y “eso afecta mucho la movilidad de la mano de obra, (provoca) desinterés de los recolectores y afecta también la plantación, porque, entre más se manosea, más se deteriora el cafeto y nos queda muy maltratado para el próximo ciclo”.

Bajo rendimiento de cosechas

Otra de las preocupaciones de los caficultores tiene que ver con el bajo rendimiento de sus cosechas, el cual tiene dos momentos claves: el proceso del grano en uva a pergamino (lavado y despulpado) y el proceso del grano en pergamino a café oro (exportable).

Lea además: Paramilitares del régimen mantienen en zozobra a caficultores de Madriz y Nueva Segovia

Según la dirigente de la ANCN, en el departamento de Matagalpa los rendimientos promedio han sido entre ocho y nueve latas de café en uva para obtener un quintal en pergamino. Pero, en esta ocasión, “en julio y agosto (de 2018) hubo rendimientos de hasta 20 latas por quintal y ahorita anda entre 12 y 15 latas por quintal pergamino”. “Si hay un rendimiento malo en esta primera etapa (de uva a pergamino), las cosas no nos van a ir bien cuando procesemos el café (a oro)”, señaló Sevilla.

Le puede interesar: Cafetaleros pedirán refinanciamiento para afrontar crisis

Asimismo, la lentitud con la que avanza la cosecha, provoca que los cortadores se vayan a otras fincas, porque hay casos donde los cortes son detenidos hasta por una semana y “esa mano de obra se va adonde pueda garantizar cortes continuos por al menos una quincena o un mes”, refirió la dirigente gremial.

Debido a la falta de financiamiento bancario, algunos productores han tenido que vender parte de la cosecha a precios del mercado informal; mientras que, en otros casos, las exportadoras han otorgado habilitaciones contra entrega de la cosecha.

Lea También: Productores de Nicaragua atentos por fondo cafetalero en poder estatal

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: