Urge mecanismo que aborde la crisis de violación de derechos humanos en Nicaragua

Los nicaragüenses deberán esperar cinco meses para que el país sea evaluado en materia de derechos humanos ante uno de los mecanismos de Naciones Unidas

Nicaragua

El organismo indica que existe una severa represión en contra de las organizaciones de la sociedad civil; los periodistas y medios de comunicación sufren una “directa y rutinaria” censura y acoso por parte del Estado. LA PRENSA/O.NAVARRETE

Pese a la vulnerabilidad de los derechos humanos en Nicaragua, los nicaragüenses deberán esperar cinco meses para que el país sea evaluado en esa materia, ante uno de los mecanismos de Naciones Unidas.

El Examen Periódico Universal (EPU), en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas es esa herramienta que de acuerdo al calendario de cada cuatro años ha programado la evaluación de Nicaragua para mediados de mayo.

Lea además: Rector de Incae: “Nicaragua sufre una crisis de valores, de falta total de institucionalidad, de derechos humanos”

Esto para Álvaro Leiva Sánchez, presidente de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) y asilado en Costa Rica, no representa en estos momentos una alternativa para ventilar a lo inmediato la situación de Nicaragua, por lo que esa organización no envió informe alternativo.

Recordó Leiva Sánchez que en estos momentos deben buscarse instancias más inmediatas, para que sea discutida la situación violatoria de derechos humanos que atraviesa Nicaragua.

Es más, recordó Leiva, que el Estado de Nicaragua aún no cumple con recomendaciones del primer y segundo EPU.

Puede leer: Legisladores estadounidenses solicitan a la OEA el reconocimiento público del informe del GIEI

En esto coincide con Leiva el secretario ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Marcos Carmona, quien consideró que “Nicaragua está en deuda”, pues “hay muchas recomendaciones que no se han cumplido”.

En octubre pasado la CPDH remitió un informe alternativo a través del cual explican “la crisis de derechos humanos”, que enfrenta el país.

Contrario a lo estimado por Leiva, Carmona espera que en esa sesión puedan tener la oportunidad de “emplazar al Estado de Nicaragua sobre la vulnerabilidad de los derechos humanos en nuestro país”.

Para Carmona, el EPU es importante, pues el Estado debe comprometerse a realizar investigaciones y resarcir los daños.

También: Informe del GIEI mostró un “régimen criminal”

En el informe alternativo enviado para la evaluación del EPU de Nicaragua, dice Carmona, la CPDH expone todo lo relacionado con los crímenes, las torturas y los presos políticos que ha dejado la represión por parte del régimen Ortega Murillo en Nicaragua durante 2018.

El EPU es uno de los elementos claves del Consejo que recuerda a los Estados, su responsabilidad de respetar y aplicar plenamente todos los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Recomendaciones incumplidas

De un total de 209 recomendaciones efectuadas a Nicaragua en el segundo Examen Periódico Universal (EPU), de Naciones Unidas en Ginebra, realizado en mayo del 2014, durante el 27 período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos, el Estado de Nicaragua rechazó 51 recomendaciones, aceptó 150 y declaró que ocho de las mismas estaban ya en proceso de implementación.

Un análisis realizado en junio de 2017 por varias organizaciones entre ellos el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), el Centro de Investigación de la Comunicación (CINCO), Fundación Violeta Barrios de Chamorro, el Centro por la Justicia destaca que “restablecer la democracia, garantizando elecciones libres y transparentes; prevenir y sancionar como en derecho corresponde las violaciones de derechos humanos y facilitar la labor de defensores y defensoras de derechos humanos, entre otras, siguen siendo obligaciones incumplidas por el Estado de Nicaragua”.

 ¿De qué se trata el EPU?

El Examen Periódico Universal (EPU), es explicado por la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en su sitio web como un proceso singular que incluye un examen de los expedientes de derechos humanos de todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas.

Lea: La intrépida vida de Vilma Núñez, defensora de derechos humanos en Nicaragua

“El EPU es un proceso dirigido por los Estados con el auspicio del Consejo de Derechos Humanos, que ofrece a cada Estado la oportunidad de declarar qué medidas ha adoptado para mejorar la situación de los derechos humanos en el país y para cumplir con sus obligaciones en la materia”, explica Oacnudh.

Al ser una de las herramientas principales del Consejo, el EPU se concibió para asegurar un trato homogéneo a todos los países cuando se evalúan las situaciones de derechos humanos, señala Oacnudh.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: