Adrián Moreno fue un jugador clave para los Leones de León

El cubano Moreno no ha renunciado a su sueño de llegar a las Grandes Ligas y espera que la Liga Profesional de Nicaragua sea la vitrina que necesitaba.

Adrián Moreno fue un jugador de mucha utilidad para los Leones. LA PRENSA/GERALD HERNÁNDEZ

Tras ser elegido en el All Star de la liga cubana como el mejor short stop en 2015, Adrián Moreno decidió que era el momento perfecto para salir de la isla en busca de las Grandes Ligas. Sin embargo, la falta de un agente que empuje con más decisión su carrera, lo tiene parqueado, pero el sueño aún persiste.

“Tengo 29 años de edad, pero me siento mucho más joven que eso. Estoy en perfectas condiciones físicas y entreno fuerte para estar listo por si se presenta una oportunidad”, afirma Moreno, quien fue uno de los peloteros extranjeros que más ruido hizo en esta temporada de la Liga de Beisbol Profesional de Nicaragua, con los Leones de León.

“Yo vivo en República Dominicana. Mi esposa es dominicana, pero me encanta León y toda Nicaragua, es un buen lugar para vivir”, agrega el artillero que terminó de cuarto en la lista de los mejores bateadores de la LBPN con promedio de .325 y fue colíder en carreras anotadas con 21, además de figurar entre los cinco mejores en hits (27), dobles (6), jonrones (3) y empujadas (17).

“Tuve una gran actuación con el magnífico equipo de León y espero seguir así en la gran final. Voy a dar lo mejor de mí”, asegura Moreno, quien estuvo en el campo de entrenamientos de los Tigres del Licey, luego de destacarse con los Tabaqueros de Bonao, en una liga de beisbol de Cibao, en República Dominicana.

Jugador completo

Romero fue una fuerza ofensiva en la temporada regular y su valor se multiplica por su valor defensivo, jugando en diferentes posiciones, incluyendo la receptoría.

“Lo que más jugué en Cuba fue en el infield y en ocasiones de emergencia estuvo en los jardines, pero jamás había jugado la receptoría en un partido oficial. Eso lo hice porque tengo deseos de jugar y hacer todo por el equipo de León”, comenta Moreno, quien en la final está previsto a desempeñarse en el jardín izquierdo y en la temporada regular además estuvo en la segunda y la esquina caliente, además de un par de partidos detrás del plato como apoyo.

Este es el primer año de Moreno en Nicaragua, pero se ha sentido como en casa y ha disfrutado su estadía aquí, y espera ser una pieza importante para los Leones en la Serie Final ante los Tigres de Chinandega, que inicia el viernes.

“Va a ser una gran final, muy reñida, porque Chinandega es un gran equipo, aunque como León no hay ninguno. Somos un equipo que luchó día a día, juego a juego y clasificamos a la final, y así mismo será en la final para llevarnos la corona que León tanto merece”, apunta.

Acerca del plan original de Adrián Moreno al salir de Cuba para buscar una forma profesional que lo acerque a las Grandes Ligas, dice que no ha perdido el entusiasmo.

“Salí como ese sueño (llegar a las Mayores). No se ha podido, pero nunca he renunciado. Tengo mucha fe, sigo trabajando para mantenerme en óptimas condiciones y sigue firme con mi sueño de jugar en la MLB”, afirma, y en este sentido, la liga nicaragüense podría jugar un gran papel porque está siendo su vitrina.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: