Salario Mínimo en Nicaragua a revisión este mes. Este es el escenario en medio de la crisis

El salario mínimo volverá en los próximos días a la mesa de revisión, en un entorno económico menos favorable para los trabajadores y empresas

Nueve sectores esperaban un ajuste en su salario mínimo este año, sin embargo con la crisis sociopolítica los resultados de dicha negociación las expectativas son inciertas. LA PRENSA/ ARCHIVO

El salario mínimo volverá en los próximos días a la mesa de revisión, en un entorno económico menos favorable para los trabajadores y empresas, con una economía que apunta a una caída del cuatro por ciento en 2018 y una inflación controlada, que hasta noviembre alcanzó el 3.24 por ciento.

El contexto de esta negociación también estará marcada por un ambiente más tenso que el año pasado, dada la ruptura del modelo de diálogo y consenso del régimen con el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), lo que aumenta el riesgo de que el Ejecutivo aproveche esa realidad para tomar decisiones de corte populistas para intentar bajar la presión que sobre la dictadura existe de que Daniel Ortega y Rosario Murillo abandonen el poder tras la peor masacre en tiempos de democracia en Nicaragua.

No en vano, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri señala en que en esta negociación, a la que aún no han sido convocados, se debe tener cuidado con las decisiones que se tomen, porque de eso dependerá que los empleos actuales se mantengan.

Lea: Nueve salarios se ajustan este sábado en Nicaragua

“Hay que tomar en cuenta que hay una afectación con el incremento del techo máximo del INSS. Por otro lado no hay que perder de vista que va pasar con el tema del INSS, y como esto podría afectar aún más la situación de las empresas y peor aún si hubiera decisiones fiscales que impacten la productividad y competitividad de las empresas y por ende el empleo”, sostuvo Aguerri.

Y aunque el Ministerio del Trabajo aún no ha dado fecha para la primera sesión este año, en el acta de ratificación del segundo tramo de ajuste de la paga mínima en septiembre se dejó sentado que la segunda semana de enero toda la mesa quedó convocada.

Leonardo Torres Céspedes, presidente del Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme) sostuvo que tampoco no han sido convocados a la mesa negociadora, pero de antemano está abogando para que las propuestas de ajustes que se presenten en la mesa estén ajustada a la realidad económica.

“He estado con los sindicatos y les he dicho que hay que ponerse la mano en la conciencia, el sector empresarial está con un 19 por ciento de patronal de la nómina mensual, más el 2 por ciento del Inatec, es un 21 por ciento, yo creo que el parámetro que vamos a tomar en cuenta es el Estado, que presupuestó un aumento del cinco por ciento, además la inflación va andar por debajo del cinco y la economía va tener una caída del 4 por ciento”, dijo Torres.

La Ley del Salario Mínimo establece que para fijar el ajuste los negociadores deben tomar en cuenta el comportamiento del crecimiento económico, la inflación y la variación de la canasta básica.

Lea:INSS perdió 1,168 afiliados por día entre abril y junio a causa de la crisis sociopolítica

“Yo esperaría (que haya incremento) pero si no hay incremento pues te cuento que no voy a salir pidiendo, si los sindicatos no presionan mucho para que no haya, yo no voy a presionar, lo que sí sería bueno es que este ajuste sea para dos años”, dijo Torres.

En marzo del año pasado cuando se aprobó el nuevo salario mínimo, se dio sin un acuerdo tripartito, lo que reflejó los primeros síntomas del principio del fin del modelo de diálogo consenso entre el régimen y el gran capital.

El año pasado el ajuste del salario mínimo fue de 10.4 por ciento, dividido en dos tramos, de marzo a agosto y de septiembre a febrero.

En su último monitoreo en diciembre la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) estimó en 453,000 el número de empleo que fueron afectados (despidos y suspensión) por la crisis, de los cuales 137 mil personas quedaron en el desempleo.

Al respecto, el BCN informó que el INSS perdió 142,181 afiliados, entre los que se incluyen empleos permanentes.

Lea:Inflación alcanza 3.24 por ciento hasta noviembre en Nicaragua

Un año atípico para negociar

El economista Luis Murillo sostuvo que este año la negociación de un nuevo salario mínimo será atípica debido a la situación que atraviesa el país.

“Esta situación es atípica en relación a años anteriores por dos razones, uno porque ya no va haber el acuerdo tripartito que se tenía desde hace unos 11 años, por la ruptura del modelo de diálogo consenso de la empresa privada con el Gobierno y lo otro es la caída del Producto Interno Bruto”, consideró Murillo.

“ Como se espera que la economía caiga un 4 por ciento la situación va ser un poquito más caótica, creo que no va haber el acuerdo tripartito y para mantener un poco la estabilidad muy posiblemente el aumento salarial no supere el cinco por ciento, recordemos que el aumento dependía de dos factores la tasa de crecimiento y la inflación, pero este año el crecimiento será negativo y la inflación se va mantener un 4 o 5 por ciento”, agregó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: