Profesor de Ticuantepe no recibe atención médica ante problema en los oídos

Juan Bautista Guevara Carballo fue condenado a 15 meses de cárcel por supuesto entorpecimiento al servicio público por participar en marchas contra la dictadura

Norma Chávez esposa del profesor Juan Bautista Guevara frente a los juzgados en espera de noticias. Junto a ella una tía del profesor. LA PRENSA/ M. VÁSQUEZ

Norma Chávez Rivera, esposa del profesor Juan Bautista Guevara Carballo, condenado a 15 meses de cárcel por supuesto entorpecimiento al servicio público por participar en marchas contra la dictadura de Daniel Ortega, afirmó que su esposo sigue mal de los oídos y que las autoridades no le han dado ni una sola pastilla para calmar el dolor y detener la infección.

“Me dijo que sigue con dolor y que no escucha con el oído derecho, lo siente tapado. Nosotros le llevamos medicamentos, para el dolor y la infección, pero me dijo que no se los han dado en el Sistema (Penitenciario)”, expresó Chávez al salir de la audiencia de apelación de su esposo.

Guevara Carballo fue capturado el 4 de septiembre en Ticuantepe cuando iba a dejar a sus tres menores hijos al colegio. Luego fue trasladado al Chipote donde le proporcionaron grandes palizas, desde entonces quedó mal del oído derecho y no ha recibido atención médica.

Lavado quirúrgico

La apelación del caso se está ventilando en el Juzgado Décimo Distrito Penal de Juicio de Managua ante la juez Nancy Aguirre Gudiel, donde fue llevado el 12 de diciembre para audiencia, pero no se dio porque la defensa no se presentó. Ese día, el profesor le comunicó a la juez que no aguantaba el dolor en el oído que tenía costra y necesitaba que lo lavaran.

“La juez ordenó que le hicieran un lavado quirúrgico, ahí mismo en la clínica de los juzgados y los custodios le pegaron a mi sobrino porque le advirtieron que no tenía por qué decirle nada a la juez”, afirmó Norma Guevara, tía del procesado.

La juez giró orden, el 13 de diciembre, a Medicina Legal para que se persentara un médico forense al Sistema Penitenciario y determinara el estado de salud del acusado, pero a la fecha no lo han atendido ni le han dado tratamiento para el padecimiento, afirmó Chávez.

Apelación

La doctora Verónica Nieto alegó en la audiencia de apelación que la sentencia condenatoria dictada en primera instancia (Juzgado Tercero Local Penal de Managua) carece de fundamento legal y que no hay valoración correcta de la prueba, pues la judicial basó su fallo de culpabilidad en la testimonial del secretario político del Frente en Ticuantepe, Erick Sandoval, quien dijo que el procesado trasladaba armas a los tranques, pero no fue demostrado.

Mientras que en un video ofrecido por la defensa se muestra donde Sandoval amenaza de muerte al profesor Guevara.

Guevara participó en las marchas y plantones contra el régimen orteguista, muchas veces cargaba un parlante portátil que utilizaban para animar las manifestaciones.

La última marcha en la que participó fue en respaldo a las profesoras que corrieron injustamente del Instituto público de Ticuantepe. La judicial citó para el 18 de enero la lectura de sentencia.

Niegan derecho a salud a presos políticos

Pablo Cuevas, abogado de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), sostienen que la negativa de atención médica a reos en general y sobre todo a reos políticos es una constante e “incluso el médico del penitenciario le dijo a un reo que por qué cuando andaba de golpista no se había enfermado sino hasta ahora”, relató Cuevas.

El abogado agregó que muchos de los detenidos son adultos mayores y padecen de enfermedades crónicas como diábetes e hipertensión y esas enfermedades se descontrolan sino tienen los medicamentos a tiempo.

La causa contra el profesor se ventiló en el Juzgado Tercero Local Penal de Managua, donde la judicial lo declaró no culpable de posesión ilegal de arma de fuego, ya que la Fiscalía lo acusó de este delito por andar dos casquillos de balas que una vecina le había entregado como prueba de la agresión sufrida de parte de antimotines durante abril y mayo, los meses más duros de represión policial y paramilitar en Nicaragua.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: