Despega la Serie Final de la Liga Profesional entre Tigres y Leones

La serie al mejor de siete encuentros entre Tigres y Leones inicia este viernes en León, cuyo equipo de casa salta como ligero favorito.

Edgard Montiel, de los Tigres, y Ofilio Castro, de los Leones, son dos claves de su equipo. LA PRENSA/JADER FLORES

La única vez que los Tigres y los Leones se han encontrado en una Serie Final, Sandor Guido no pudo descifrar a Lenín Picota, quien tiró el único juego sin hit ni carrera que ha ocurrido hasta el momento en la nueva era de la Liga de Beisbol Profesional de Nicaragua (LBPN), sin embargo los chinandeganos, aun con Vicente Padilla en su staff, no pudieron con los Leones.

Desde la primera edición de la LBPN (2004-05), estos dos equipos no se veían la cara en la gran final, hasta ahora, con Picota al frente de los Tigres, buscando imponer un récord de tres títulos consecutivos como mánager, mientras que Sandor trata de hacer lo suyo y espera entrar por la puerta grande con los Leones, en su debut como estratega. Padilla volvió del retiro, pero esta vez no está con Chinandega, sino con León, y es el hombre grande de los cierres.

La serie a siete juegos inicia esta noche (6:00 p.m.) en el Estadio Héroes y Mártires de Septiembre, de León, con el dominicano Luis Mateo, ganador de la triple corona de picheo, como abridor de los leoneses, frente al zurdo Carlos Téller, quien llegó de refuerzo a Chinandega.

Los dos equipos sellaron sus fisuras en las dos rondas de refuerzos y si hay que elegir un favorito ese es León, con su tripleta de abridores dominicanos (Mateo, Willy Paredes y Manuel Soliman), el bullpen reforzado (Jorge Bucardo y Vicente Padilla), y una fuerte alineación  con artilleros del calibre de Wuillians Vásquez, Ofilio Castro, Keury de la Cruz y Adrián Moreno.

Chinandega sufrió por la falta de pólvora en la temporada regular, pero en la semifinal se encendieron todos y además tomaron a Elmer Reyes y Maikel Cáceres en la última ronda de refuerzos, los que junto a Grant Heyman, Edgard Montiel e Ismael Munguía, volvieron feroz a esta batería.

El picheo abridor tiene a Téller, al venezolano Raúl Ruiz y al dominicano Marco Fría, quien en los pasados dos campeonatos ha sido el abridor clave. Los cierres están en buenas manos con Wilber Bucardo al frente de un joven grupo.

León no gana un título desde 2010, mientras que Chinandega quiere levantar el trofeo por tercer año en fila, lo que les daría su quinto campeonato y empatarían al Bóer en cantidad de coronas. Asoma una serie entre dos equipos bien armados de talento y coraje. Los Tigres lo han demostrado este año y para León la garra es una marca de toda la vida.

El equipo ganador representará a Nicaragua en la Serie Latinoamericana en Veracruz, México.