El plan trazado para Félix Alvarado: Konishi en primera defensa y Ángel Acosta en unificación

Es un día relajado en el gimnasio para el campeón de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), Félix “el Gemelo” Alvarado. Ya una vez cruzada la frontera del sueño, el siguiente paso es ser el mejor de su categoría

Félix “el Gemelo” Alvarado durante su entrenamiento la tarde del jueves en el Gimnasio Roberto Huembes. LAPRENSA/ROBERTO FONSECA

Es un día relajado en el gimnasio para el campeón de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), Félix “el Gemelo” Alvarado. Ya una vez cruzada la frontera del sueño, el siguiente paso es ser el mejor de su categoría. La semilla del coraje la mantiene y por eso tiene el ojo puesto en el japonés Reiya Konishi, quien actualmente subió al tercer puesto de la FIB y los dos primeros están vacante. Como el muchacho capitalino no destronó a nadie, sino que enfrentó al segundo mejor en el ranking, cuenta que el organismo manda a defender por primera ocasión ante el mejor ranqueado. Y es ahí donde se encamina la pelea ante el nipón, así lo dio a conocer Asian Boxing días atrás.

El Gemelo se encargó de confirmar los planes, aunque advirtió que todavía no había escuchado ese nombre, sí la información sobre su defensa en tierras japonesas. El representante de Félix en Nicaragua, Pablo Osuna, lo había adelantado. “Me gustaría que ese combate se diera en marzo. Esa es mi petición y como a más tardar a principios de abril porque me dejaría tiempo para regresar a pelear en junio”, explicó el campeón. El japonés presenta 17 victorias y solo una derrota con siete nocauts. Sería la segunda vez que aspira a una corona mundial.

¿Y por qué el deseo de pelear en marzo? El Gemelo no oculta las buenas noticias que se están encaminando. “Hay grandes posibilidades, un 50 por ciento de que unifique contra el puertorriqueño Tito Acosta en junio en una velada que sería un festival para los boricuas en Nueva York. A mí me encanta la idea porque esa es la única forma de demostrar lo que valgo, peleando contra los mejores”, indicó Alvarado. También relata que ya hubo una comunicación directa con su manejador de la gente de Golden Boy Promotions. La idea es que en esa cartelera defiendan los campeones de Puerto Rico y se presenten los dos hermanos Alvarado, debido a que René chocaría contra Alberto Machado.

Dos meses es suficiente

El campeón arribó a las 3:00 p.m. al gimnasio. Escuchó las indicaciones de su entrenador Luis Cortés para trabajar inmediatamente. Su físico es de alguien que no ha pasado por Navidad, dice andar entre 120 y 125 libras, pero la realidad es que parece como si tuviera un adiestramiento en marcha por lo bien que se mira. “Si la FIB me ordena pelear hasta finales de abril, sería un poco corto el tiempo para luego tomar el combate ante Acosta, por eso debo estar presionando porque tampoco quiero solo pelear en junio. No me imagino estando ocho meses sin subir al cuadrilátero. A este título debo sacarle el jugo”, concluyó el Gemelo.

Se acercan las 5:00 p.m. muchos se van, pero el Gemelo permanece. Cortés le habla y él escucha atentamente. Luego Alvarado se dedica a hacer sombra y movimientos de cintura entre pelotas y cuerdas. Le da tiempo de compartir y corregir a José Corderito, un púgil profesional, y hasta le enseña cómo caminar y el ángulo de tiro de algunos golpes. Félix parece el mismo de siempre. Solo que ahora le piden fotos y consejos como monarca.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: