Cuatro datos falsos que dijo el canciller Denis Moncada en el Consejo Permanente de la OEA

Moncada mintió este viernes en su intervención durante la sesión especial que realizó el Consejo Permanente de ese organismo

El canciller de Nicaragua, Denis Moncada, en el Consejo Permanente de la OEA. LAPRENSA/TOMADA DE LA OEA

El canciller del régimen orteguista ante la Organización de Estados Americanos(OEA), Denis Moncada Colindres, mintió este viernes en su intervención durante la sesión especial que realizó el Consejo Permanente de ese organismo, para evaluar la crisis que atraviesa Nicaragua.

En dicha sesión, Moncada atacó al secretario general de la OEA, Luis Almagro, a quien tildó de «agente político» de los Estados Unidos, y al secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derecho Humanos (CIDH), Paulo Abrao, a quien acusó de «invertir los hechos y mentir sobre la realidad» de Nicaragua.

Durante su intervención, donde abogó durante más de 30 minutos para que los países miembros de la OEA no apliquen la Carta Democrática Interamericana a Nicaragua, Moncada mencionó al menos cuatro puntos que no son verdaderos.

Amenazaron a los policías de la delegación de Nagarote

Denis Moncada: «El día 14 de junio, la delegación policial de Nagarote continuó siendo atacada por grupos golpistas dado que habían muchos policías heridos. Las autoridades policiales se comunicaron con el sacerdote Juan José López, a fin de que el policía inspector Víctor Quiroz fuese trasladado a un hospital. El sacerdote en vez de interceder, acudió a la delegación de policía acompañados de los señores Marcos Carmona y Pablo Cuevas y lo primero que hizo fue solicitarle a las autoridades policiales que se rindiera y que entregaran las armas de reglamento policial porque si no lo hacían, sus vidas correrían peligro».

Falso. Ese día se realizaba el primer Paro Nacional de 24 horas convocado por la empresa privada mientras que en Nagarote, manifestantes resistían el ataque perpetrado por policías y paramilitares fuertemente armados. La noche anterior había sido asesinado Winston Saballos, de 29 años, quien no podía ser enterrado el mismo 14 de junio ya que francotiradores no permitían el ingreso de personas al cementerio. El párroco Juan López salió a recorrer las calles de la ciudad con el Santísimo para calmar la situación y posteriormente llegó a la delegación policial de Nagarote para mediar y evitar más heridos. Los defensores de derechos humanos Marcos Carmona y Pablo Cuevas de la CPDH también llegaron a la delegación policial a petición del párroco.

La población exigía la salida de los agentes, que habían provocado dos muertos en las últimas 24 horas. «Si usted decide retirarse, se retira, deja las armas en las iglesias y así se le garantiza la vida a usted y a todos los que están aquí (en la delegación). Es una manera de proteger la vida, que es lo que nos interesa a nosotros», le dijo en ese momento Marcos Carmona al oficial de la Policía.

Este es el video que transmitió LA PRENSA en vivo.

CIDH y GIEI distorsionan realidad nicaragüense

Denis Moncada: «Esta reunión es realizada en contubernio con las acciones injerencistas, parcializadas y de doble rasero de los organismos de derechos humanos, la CIDH y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes quienes se han dado a la tarea de distorsionar la realidad nicaragüense, invertir los hechos y mentir sobre la realidad del país utilizando como fuentes de información, noticias falsas».

Falso. El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), adscrito a la CIDH, reveló a través de un informe que el régimen de Daniel Ortega cometió crímenes de lesa humanidad contra los nicaragüenses producto de la represión que desató la PO y los grupos paramilitares. Este informe fue presentado el viernes 21 de diciembre en Washington y es el producto de seis meses de investigación sobre los hechos de violencia acaecidos del 18 de abril al 30 de mayo. Los expertos realizaron su informe, de más de 400 páginas, en base a investigaciones con familiares de las víctimas, testimonios de testigos, entrevistas con funcionarios estatales y denuncias de cientos de nicaragüenses.

Lea también: Experta del GIEI: La violación de derechos humanos en Nicaragua es “algo no visto en décadas en Centroamérica”

Manifestantes emprendieron una escalada de violencia

Denis Moncada: «A partir del 18 de abril de 2018 (los manifestantes) la emprendieron con una escalada de violencia usando armas de fuego, sembrando terror y caos disfrazados de manifestantes pacíficos y cívicos financiados por agencias norteamericanas y sectores de la ultraderecha de los Estados Unidos intentando dar un golpe de Estado que ha fracasado».

Falso. El fin de las protestas iniciadas el 18 de abril fue demostrar el rechazo de los nicaragüenses contra las fallidas reformas a la Seguridad Social que reducían drásticamente la pensión a los jubilados y aumentaban el aporte de los trabajadores y los empleadores. El 21 de abril, las reformas fueron derogadas por Daniel Ortega, pero ya habían decenas de muertos y heridos producto de la represión policial. Después de la derogación, el descontento social se transformó en una exigencia que buscaban todos los sectores del país: adelantar elecciones para que Daniel Ortega deje el poder.

Aunque la CIDH y el GIEI sí confirmaron el uso de la violencia por parte de los manifestantes en algunos momentos de las protestas y sobre todo como respuesta a las acciones represivas de la Policía y los paramilitares, estos dejaron claro que la respuesta estatal fue desproporcionada.

Nicaragua de los países con mayor igualdad de género

Loria Raquel Dixon, primer secretaria de la Asamblea Nacional parece ser amonestada por el presidente de la Asamblea Gustavo Porras, en la primera sesión de la Asamblea Nacional. Foto:Jader Flores/LA PRENSA

Denis Moncada: «Les molesta que en Nicaragua las mujeres tengan protagonismos y derechos. Les molesta que Nicaragua se ubique entre los 5 países que a nivel del mundo ocupan los primeros lugares por equidad de género».

Falso. El 8 de marzo de 2012 fue aprobada en la Asamblea Nacional la Ley 50-50, cuyo fin es garantizar igualdad entre hombres y mujeres en cargos públicos. Sin embargo, las mujeres que son parte del régimen actual no tienen ni voz ni voto y su presencia en los cargos públicos no garantiza una mejoría para este amplio sector de la población.

Asimismo, según el Observatorio de Católicas por el Derecho a Decidir (CDD), en Nicaragua se registraron 57 femicidios en 2018, de los cuales la mayoría de los criminales siguen prófugos. Magaly Quintana, miembro del observatorio, asegura que el estado invisibiliza los crímenes y ni siquiera hace mención de las víctimas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: