Abogan por el Cenidh ante magistrados del TAM

La Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), y la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), desde París, mandan carta al TAM abogando por el Cenidh

Policía impide a la presidenta del Cenidh, Vilma Núñez, dar declaraciones a los medios de comunciación. LAPRENSA/U. Molina

La Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), y la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), desde París, escribieron una carta abierta a los magistrados el Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), a quienes les solicitan que acojan y evalúen de forma imparcial el recurso de amparo presentado por el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

«Nos preocupa profundamente que organismos de defensa de los derechos humanos, de la vida y de las libertades fundamentales y de reconocido profesionalismo e independencia como el Cenidh se vean expuestos a este tipo de situaciones y vejaciones, ante lo cual le solicitamos acoger el recurso y evaluarlo exclusivamente en derecho», indican a FIDH y OMCT.

Aunque ambas organizaciones refieren que «frente a la compleja situación de los últimos meses, resulta legítimo preguntarse si la justicia puede ser todavía independiente en Nicaragua. Esperamos que su decisión nos demuestre que lo es».

Policía
FOTO: Archivo/ Uriel Molina/ LA PRENSA

En la carta pública ambas organizaciones internacionales le señalan a los magistrados del TAM, que el pasado viernes, el Cenidh, organización miembro tanto de la FIDH como de OMCT, recurrió de amparo a la decisión de cancelación arbitraria de su personería jurídica, ocurrida el 12 de diciembre del recién pasado año, por decisión de la Asamblea Nacional a solicitud del Ministerio de Gobernación.

En su carta pública la FIDH y OMCT, el alegato en la exposición de motivos fue que el Cenidh desnaturalizó su personalidad jurídica al no actuar apegado a los fines y objetivos por los cuales le fue otorgado «como es alcanzar la paz con justicia en Nicaragua».

Sin embargo, ambas organizaciones señalan a los magistrados del TAM que «esta decisión constituye una restricción arbitraria del derecho a la libertad de asociación en violación de las obligaciones internacionales de Nicaragua».

LEA: “Vamos a permanecer el tiempo que sea necesario”, afirma Vilma Núñez ante cerco policial en las intalaciones del Cenidh