Médico bombero que huyó de Nicaragua en estado delicado en Estados Unidos

Grupos cristianos urgen acción humanitaria a favor de Isaac de Jesús Molina Rojas, quien ha pedido asilo en Estados Unidos

Marcha de los médicos despedidos por el régimen de Daniel Ortega. LA PRENSA/ Roberto Fonseca

Las becas para estudiar una especialidad médica en Nicaragua son limitadas y los aspirantes son seleccionados cuidadosamente. LA PRENSA/ARCHIVO

La situación que enfrenta el nicaragüense Isaac de Jesús Molina Rojas, motivó a grupos de cristianos dirigir un escrito a la secretaria de Seguridad Nacional (DHS), Kirstjen Nielsen, y Trey Lund, Director Adjunto de la Oficina de Campo en la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos. Las redes cristianas Mateo 25 y WE CARE, piden a las autoridades estadounidenses que le otorguen un permiso humanitario por razones de salud mientras prosigue el proceso de solicitud de asilo.

Molina, un médico y bombero nicaragüense es beneficiario de medidas cautelares por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, tras sufrir atentados y persecución por parte del régimen Ortega Murillo. Actualmente permanece retenido en un centro de detención en Missisippi, pues huyó a Estados Unidos “después de meses de vivir escondido” y pidió asilo.

Lea además: Doctor relata el horror del orteguismo en hospitales de Nicaragua

“Desde su llegada a los Estados Unidos el 27 de diciembre, tuvieron que llevarle al hospital tres veces con presión de sangre muy elevada y dolor extremo en su pecho. Su salud está empeorando y por razones médicas se necesita que le permitan salir inmediatamente. El procesamiento de su caso es demasiado lento considerando su condición”, explica la comunicación pública.

“Como redes cristianos comprometidos al bienestar de inmigrantes y sus familias, Mateo 25 y WE CARE, estamos escribiéndoles para pedir su ayuda y apoyo con el caso de Isaac de Jesús Molina Rojas”, dice la comunicación.

Puede leer: Al menos 20 exiliados nicaragüenses que fueron deportados de EE.UU. están desaparecidos

De acuerdo a lo denunciado ante la CIDH por el propio Molina en un tercer atentado ocurrido el 29 de junio del año pasado cuando hombres armados que se movilizaban en una camioneta gris, Hylux,  sin placas, lo interceptaron y uno de ellos le disparó en el abdomen y espalda.  Ya herido logró escapar,  llamó a uno de sus compañeros de trabajo, luego fue trasladado en un automóvil particular a un  hospital.