Régimen intenta manipular la fe mediante actividades de bendición en Managua

El régimen orteguista intenta manipular la fe mediante jornadas de bendición y unción en diferentes puntos de Managua, pero en especial, en los lugares donde hubo conflictos

Universidades jesuitas

El padre Edwin Román fue agredido en la sacristía de la Parroquia de San Sebastián, en Diriamba, por encapuchados que se tomaron el templo. LA PRENSA/AFP

Las actividades de bendición que el régimen orteguista ordenó que se ejecutaran en la ciudad de Managua, con énfasis en los lugares donde “hubo conflictividad”, fueron calificadas por el sacerdote César Augusto Gutiérrez como un “intento más de manipulación de la fe”.

El padre Gutiérrez salió del país por amenazas de muerte y cárcel, pero mantiene un constante monitoreo sobre la crisis sociopolítica en Nicaragua. El pasado 8 de enero, la vicepresidenta designada por el poder electoral, Rosario Murillo, dijo que realizarían 224 actividades de unción y bendición en Managua.

Lea además: Cuatro meses de guerra sucia contra la Iglesia Católica en Nicaragua

Murillo, que en noviembre pasado fue sancionada por el Gobierno de Estados Unidos a través del Departamento del Tesoro por graves abusos a los derechos humanos, expresó que en las actividades de bendición trabajarían muy cercano a pastores, iglesias, líderes religiosos, la comunidad y la familia; todo como parte de la estrategia de diálogo, reconciliación, trabajo y paz en el país, pese a que la Policía Orteguista (PO) mantiene el asedio y la persecución contra los autoconvocados.

Puede leer: Daniel Ortega quiere fuera del Diálogo Nacional al obispo Silvio Báez

Para el sacerdote Gutiérrez, “lo que debería estar haciendo la primera responsable de esos crímenes (más de quinientas víctimas fallecidas) es pidiendo perdón y sometiéndose a la justicia. Con el ‘aceite’ de la unción no pueden borrar tanta sangre que clama al cielo”, expresó. El pasado viernes se realizó una de las actividades de bendición en la subestación de la Policía Orteguista del barrio San Judas, según información de medios oficialistas. En esta participaron agentes de la PO, institución que ha sido señalada por recetar plomo a los manifestantes.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: