«Rompieron mis sueños de viajar a la Jornada Mundial de la Juventud». La carta del preso político Byron Estrada al papa Francisco

Byron Estrada, un universitario de 25 años, es un preso político de la dictadura en Nicaragua desde el pasado 25 de agosto. Le escribió una carta al papa donde le cuenta cómo el régimen de Daniel Ortega rompió sus sueños

byron estrada, presos políticos

Byron Estrada, cuando se preparaba para asistir a la JMJ. LA PRENSA/Cortesía

Byron Estrada soñaba con asistir a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se realizará del 22 al 27 de enero en Panamá. Desde 2017, él se había estado preparando para viajar, junto a su congregación, para participar de las jornadas de oraciones y estar cerca del papa Francisco. Hoy, desde la cárcel La Modelo le pidió a una hermana suya que difundiera una carta que le escribió al papa donde le cuenta cómo el régimen de Daniel Ortega rompió su sueño.

Estrada, un universitario de 25 años, es un preso político de la dictadura en Nicaragua desde el pasado 25 de agosto. Desde el Sistema Penitenciario Nacional (SPN), conocido como La Modelo, enfrenta dos procesos, por la quema del Centro Universitario de la Universidad Nacional (CUUN) y la muerte de Cristhian Cadenas, entre otros delitos que le imputan por haber salido a protestar en contra de lo que no estaba de acuerdo.

«Hoy quiero decirle que el presidente Daniel Ortega, Rosario Murillo y sus cómplices no solo han roto mis sueños de ser un profesional, si no también rompieron mis sueños de estar en oración en plazas, escuchar sus palabras y viajar a Panamá en esta JMJ 2019, que desde niño como católico he anhelado», le dice Estrada al papa, quien desde los seis años fue monaguillo.

En su carta, dada a conocer por su hermana Jennifer Estrada este miércoles, el joven le cuenta al sumo pontífice que tenía meses realizando ventas para recoger para el viaje. «Le cuento que había estado vendiendo rosarios, canelones, sodas, etc. para reunir el dinero y poder viajar a verle», dice.

Esta es la carta que escribió Byron Estrada

Su hermana afirmó a LA PRENSA que Estrada planeaba su viaje desde el 2017. «Escribió la carta desde hace como dos meses porque tenía en mente que sus compañeros iban a la jornada», asegura.

Lea también: Joven matagalpino servirá en actos centrales de la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá

En vista que no podrá viajar a la JMJ, el joven le pide al papa que ore por Nicaragua, «un pueblo dolido y enfrascado en recuperar su libertad».

«Pido oración y mucha fuerza para las madres que han perdido a sus hijos, hoy más de 516 madres como nuestra sagrada virgen María sufren al pie de las tumbas como sufrió María al pie de la Cruz», le dice.

Apoyo a los obispos

Estrada le cuenta el papa su admiración y respeto por los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), en especial por monseñor Silvio Báez, el cardenal Leopoldo Brenes, monseñor Rolando Álvarez, monseñor Abelardo Mata y cada uno de los sacerdotes que protegieron vidas en medio de las balas. «Son nuestros héroes en tan difíciles momentos de terror», afirma.

«Los jóvenes católicos de Nicaragua estamos orgullosos de tener grandes curas y obispos. Papa Francisco hable por nosotros los presos (secuestrados) políticos de nuestro país, lo necesitamos y anhelamos la libertad», expresa el líder universitario al papa.

Byron Estrada, presos políticos
Byron Estrada fue monaguillo desde los 6 años. LA PRENSA/Cortesía

«El peor enemigo del pueblo»

Estrada aprovechó para expresarle al pontífice todos las violaciones a los derechos humanos que se han vivido durante la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua desde el pasado 18 de abril. «El gobierno de Nicaragua, junto a la Policía Orteguista, poderes públicos viciados y simpatizantes sandinistas se convirtieron en el peor enemigo del pueblo y la juventud nicaragüense», narra.

«Nuestras oraciones para usted desde la cárcel, desde los corazones afligidos de las madres y de la iglesia nacional», finaliza su misiva el universitario.

Byron «está fuerte»

La hermana de Estrada contó que lo vio el pasado lunes, día en que estaba programado uno de los juicios que enfrenta al joven y que fue reprogramado.

«Lo vi fuerte, mandó siempre el mensaje que manda de fuerza y fe para Nicaragua. Lo vi fuerte, la verdad es que está fuerte», asegura.  Según ella, a pesar de las condiciones en las que está en la cárcel, él le ha contado que con los demás presos políticos pasan leyendo, cocinando y a veces cantando.

«Su lucha cívica era justa y la lucha que todavía tiene ahí adentro es justa. Yo siempre lo apoyé porque era por los derechos de muchas personas, de muchos estudiantes (…) no fue una lucha violenta, si no que fue pacífica. Nunca llamó ni incitó a la violencia», afirma la hermana del universitario.

«Lo ideal sería que el Papa pudiese leer la carta, pero como no tengo ningún contacto directo, por el momento que se difunda por redes sociales para que la gente mire el mensaje que Byron mandó», dice. Su hermano sueña que su carta llegue a las manos del papa.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: