Djokovic y Serena siguen con paso firme en Australia

El serbio Novak Djokovic y la estadounidense Serena Williams, superaron sin problemas sus partidos de la segunda ronda del Abierto de Australia

La tenista estadounidense Serena Williams devuelve la bola a la canadiense Eugenie Bouchard, durante el partido que enfrentó a ambas en la segunda ronda del Abierto de Australia que se celebra en el Rod Laver Arena en Melbourne (Australia) este jueves. LA PRENSA/EFE/ Lynn Bo Bo

La tenista estadounidense Serena Williams devuelve la bola a la canadiense Eugenie Bouchard, durante el partido que enfrentó a ambas en la segunda ronda del Abierto de Australia que se celebra en el Rod Laver Arena en Melbourne (Australia) este jueves. LA PRENSA/EFE/ Lynn Bo Bo

El serbio Novak Djokovic, número uno mundial, y la estadounidense Serena Williams, antigua primera del ránking, ahora en el puesto 16ª, resolvieron con facilidad este jueves sus partidos de segunda ronda del Abierto de Australia, y siguen su camino en busca de sus respectivos records.

Djokovic persigue su séptimo título en Australia, que sería un récord, mientras que Serena Williams quiere lograr su 24º trofeo de Grand Slam, igualando el palmarés de la australiana Margaret Court.

Lea también: Rafael Nadal y Roger Federer siguen avance en Australia

El serbio no tuvo problemas en derrotar al francés Jo-Wilfried Tsonga, antiguo quinto jugador del planeta, hoy 177º, en tres sets, por 6-3, 7-5, 6-4, en una repetición de la final de 2008, ganada por Djokovic, mientras que la estadounidense se deshizo de la canadiense Eugenie Bouchard, antigua número cinco mundial y ahora 79ª, por 6-2 y 6-2. Djokovic se impuso al francés por 17ª vez en 27 partidos, en once años, y se medirá en tercera ronda con el canadiense Denis Shapovalov, 25º del mundo.

«Jugué un buen set y medio, pero después Tsonga lo ha hecho muy bien. Pero tras romperme el servicio en el segundo set, yo rompí el suyo rápidamente y eso me dio confianza de cara al tercer set», explicó Djokovic, que busca el séptimo título en el Abierto de Australia, que significaría un récord.

Renacida Serena

Serena Williams, que hizo en el Open de Australia su regreso a una competición oficial, cuatro meses después de su final explosiva en el US Open, derrotó con facilidad a la canadiense Bouchard, en solo 70 minutos.

La menor de la hermanas Williams (37 años) se medirá a la joven ucraniana Dayana Yastremska (18 años) por una plaza en octavos de final.

«No he jugado muchos partidos desde el año pasado pero no es grave», estimó Serena.

En la primera ronda, solo había estado 49 minutos en la pista Rod Laver Arena.

Nota relacionada: Novak Djokovic y Alexander Zverev cumplen en sus estrenos en Australia

Fue en Melbourne donde la antigua número uno mundial, hoy 16ª, logró su 23º título de Grand Slam, en 2017. En ese momento estaba embarazada de ocho semanas. La edición de 2018, cuatro meses después de dar a luz a su hija Olympia, se jugó sin ella.

Por su parte, el alemán Alexander Zverev (4º) pasó muchos problemas para vencer al francés Jérémy Chardy (36º), por 7-6 (7/5), 6-4, 5-7, 6-7 (8/6), 6-1, tras casi cuatro horas.

Vencedor del Masters a final de año, el trofeo más prestigioso de su joven carrera, el alemán, que nunca ha superado los cuartos de final de un Grand Slam, tendrá una tercera vuelta en principio abordable, contra el invitado australiano Alex Bolt, 155º mundial.

Abandono de Thiem

Por su parte, el austríaco Dominic Thiem, octavo del mundo, abandonó en segunda ronda cuando perdía ante el australiano Alexei Popyrin (149º), por 7-5, 6-4, 2-0.

Thiem pareció no estar recuperado de su largo partido de primera ronda ganado en cinco sets contra el francés Benoît Paire.

En la prueba femenina, la número uno mundial, la rumana Simona Halep, tuvo que luchar durante tres sets, para ganar por 6-3, 6-7 (5/7), 6-4, frente a la estadounidense Sofia Kenin (37º), y clasificarse a la tercera ronda.

Halep se dirigía hacia una victoria tranquila cuando iba ganando por 6-3, 3-0 y luego se le complicaron las cosas. «No sé cómo he ganado. He tenido que correr mucho», declaró.

La rumana se enfrentará a la estadounidense Venus Williams (36ª) por una plaza en octavos.

Le recomendamos: Nadal y Federer avanzan, Murray se despide de Australia

En el último partido de la jornada, la española Garbiñe Muguruza (18ª), campeona de Roland Garros en 2016 y de Wimbledon en 2017, venció 6-4, 6-7 (3/7) y 7-5 a la británica Johanna Konta (38ª).

El choque entre Muguruza y Konta fue el último en terminar de los previstos el jueves en el Open de Australia: empezó ya hacia las doce y media de la noche -un récord en el torneo-, horario de Melbourne, y acabó hacia las 3h12 de la madrugada, ya en las primeras horas del viernes, después de dos horas y 42 minutos de batalla.

«Ahora me iré a desayunar», bromeó Muguruza tras su triunfo.