Las tres explicaciones del declive los Tigres de Chinandega

Hay que aclarar algo. Los Tigres de Chinandega llegaron más allá de donde sus facultades se lo permitían. Retaron al destino y por poco consiguen quebrar todas las quinielas

Carlos Teller fue lo mejor de los Tigres de Chinandega. LAPRENSA/ROBERTO FONSECA

Hay que aclarar algo. Los Tigres de Chinandega llegaron más allá de donde sus facultades se lo permitían. Retaron al destino y por poco consiguen quebrar todas las quinielas. Dejaron en el camino a Rivas, luego al Bóer y pegaron primero en León, su gesta se quedó sin baterías. Su frieron un cortocircuito y volvieron a ser el equipo llamado al sótano. Sin embargo, con todo y la derrota demostraron mucho coraje, entrega y sobretodo amor a la camisa. Así lo vio el público que fueron a recibir el autobús en su regreso a Chinandega.

Maikel Cáceres hace un doble play en segunda. LAPRENSA/ROBERTO FONSECA

1. Reyes y Cáceres desaparecidos

Elmer Reyes y Maikel Cáceres se erigieron como los salvadores del bateo para Chinandega. Fue la apuesta de Lenín Picota. Con dos bateadores de su calibre se pensaba que el intercambio de golpes con León estaría parejo, pero nada de eso pasó. Reyes bateó para .200 de promedio, con una impulsada y cuatro imparables en 20 turnos, además de un cuadrangular que no tuvo incidencia. Por su parte, el cubano estuvo aún más flojo. Promedió .190, cuatro imparables en 21 turnos y un jonrón, que fue de forma consecutiva al de Reyes. Pero para las expectativas planteadas en ambos, dejaron más dudas que certezas.

Te puede interesar: Las cinco claves de la coronación de León

2.Frías y Ruiz en deuda

Marcos Frías solo lanzó tres entradas en la final. En su primera apertura soportó solo un terció y luego como relevo cuando el duelo ya estaba perdido aguantó 2.2 episodios. El dominicano se había convertido en un símbolo de occidente, pero este año firmó lo que sería su último en Chinandega. Raúl Ruiz fue otro que en total se sostuvo 3.1 entradas. Las dos veces que abrió desafíos fracasó. Siete carreras permitidas, cuatro de ellas limpias mientras le bateaban para .387 solo daba inseguridad en la colina. A pesar de estar dispuesto siempre a apoyar, Picota ya había perdido la confianza en él. El único abridor que impactó fue Carlos Teller con dos salidas monumentales.

Marvin Martínez no conectó de imparables. LAPRENSA/ROBERTO FONSECA

3. Errores condenan

Los Tigres cometieron siete errores, volvieron a reflejar inseguridad en su fildeo, pero muchos de ellos fueron claves para enterrar al equipo. Elmer Reyes en el último juego, Ismael Munguía haciendo malos fildeos cuando es uno de los mejores guantes del país o el mismo Marvin Martínez que se enredaba en la tercera base. Fue una conglomeración de errores y poca suerte, tal y como sucedió con el batazo de Meza en el cual Munguía la envía al otro lado de la cerca.

Te puede interesar:  Los 14 campeones de la Liga de Beisbol Profesional de Nicaragua

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: