Situación de presas políticas será expuesta en la CIDH

Entre los casos que organizaciones expondrán ante la CIDH están el de Brenda Muñoz y Ruth Matute

Las mujeres se presentaron a la cárcel La Esperanza para demandar la libertad de las presas políticas. LA PRENSA/Elizabeth Romero

Las condiciones de discriminación en que permanecen las presas políticas en Nicaragua, tanto en cárceles del Sistema Penitenciario Nacional como en las celdas del Chipote, será expuesto por varias organizaciones defensoras de mujeres y de derechos humanos en el próximo período de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Lea además: Trasladan a presa política Ruth Matute de Salud Integral a hospital de la Policía Orteguista

La situación de los derechos de las mujeres privadas de libertad en Nicaragua y la situación general de derechos humanos en el país, son los dos temas que los peticionarios expondrán el próximo 14 de febrero cuando se celebrarán las dos audiencias en el 171 período de sesiones de la CIDH que esta vez se celebrarán entre el 13 y el 15 de febrero en Sucre, Bolivia.

Ana Quirós, del Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud (Cisas), confirmó que junto a la Asociación Diversidad Sexual Nicaragüense (ADISNIC) y el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), expondrán la situación de setenta presas políticas en Nicaragua.

Y sobre todo destacarán los casos de presas políticas como Ruth Matute y Brenda Muñoz que están encarceladas pese a la difícil situación que sufren.

Puede leer: Brenda Muñoz continúa sin atención médica en el penal La Esperanza

Quirós dijo que les preocupa la situación de mujeres que sufren enfermedades crónicas que “se agudizan con la atención, con la mala alimentación y las malas condiciones como es el caso de Delmis Portocarrero”.

Explicó Quirós, que expondrán que por su condición ninguna de estas personas tiene la capacidad física para estar presas “y que si estuviera acusada de algo deberían de darles el beneficio de casa por cárcel”.

A su vez, que todas las presas políticas deberían recibir atención médica de calidad y no esperar casos de agravamiento como sucedió en días pasados con Ruth Matute que fue trasladada de emergencia a un hospital. Ella padece de insuficiencia cardíaca.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: