Zona de Strikes: Los Yanquis se ven fortalecidos y vas tras Boston

Boston fue el equipo más dominante del beisbol en el 2018. Los Yanquis esperan retarlos tras ciertas variantes hechas a su plantel para este año

Edgard Rodríguez C.

No es fácil retar a los Medias Rojas de Boston, quienes traen de regreso para este 2019 a prácticamente todos los jugadores con los cuales dominaron el beisbol el año pasado, sin embargo, los Yanquis se han fortalecido y la rivalidad debe incluso ser más agitada.

Los neoyorquinos no pudieron agregar un abridor del tipo de Patrick Corbin o un artillero del nivel de Bryce Harper o Manny Machado, pero han realizado una serie de maniobras interesantes, que los hacen mejor equipo para este año y sin tener que vaciar las cuentas.

Una de sus mayores necesidades era un abridor y consiguieron a James Paxton, uno de los mejores disponibles. También traen de regreso a J. A. Happ, quien fue un éxito, tras su llegada el año pasado desde Toronto, cuando dio estabilidad a la rotación abridora.

Había que arreglar el infield, afectado por la pérdida de Didi Gregorius y tienen a D.J. LeMahieu, bateador probado y un versátil defensor. También tienen a Troy Tulowizki que, si está sano, es una ganga extraordinaria, pero no juega en serio desde el 2016 debido a lesiones.

Pero donde agregaron una pieza de alto nivel es el bullpen con la contratación de Adam Ottavino, el estupendo relevista que llega desde Colorado y que junto a Aroldis Chapman, Zach Britton, Dellin Betances, Chad Green y Jonathan Holder, forma el mejor bullpen del beisbol.

Ottavino «fusiló» a 112 bateadores en 77.2 innings el año pasado, cuando acumuló 6-4 y 2.43 en 75 apariciones con los Rockies. Redujo el uso de su bola rápida y trabajó más con su slider y sinker. Y con los abridores lanzando cada vez menos innings, los relevistas son más importantes que nunca.

¿Será suficiente para ir tras Boston? En Nueva York lo creen. Los Yanquis tienen una batería temible que viene de imponer récord de más jonrones en una temporada con 267, a pesar de sufrir una severa lesión en Aaron Judge y un drástico bajón de voltaje en Gary Sánchez, dos hombres de poder.

La mayor intriga gira sobre los abridores, quienes liderados por Luis Severino, más Masahiro Tanaka, Paxton, Happ y CC Sabathia o el nica Jonathan Loáisiga, tienen la misión de lanzar por lo menos cinco innings. De lo demás se encarga el poderoso bullpen, al que ha terminado de darle forma Ottavino.

Sigue a Edgard Rodríguez en Twitter: @EdRod16