Médicos residentes serán “electos” discrecionalmente

El Ministerio de Salud (Minsa) redujo este año la cantidad de cupos para los doctores que pretenden realizar especializaciones médico-quirúrgicas e incluyó en la Comisión de Preselección de los aspirantes a un delegado del Gobierno

Marcha de los médicos despedidos por el régimen de Daniel Ortega. LA PRENSA/ Roberto Fonseca

Las becas para estudiar una especialidad médica en Nicaragua son limitadas y los aspirantes son seleccionados cuidadosamente. LA PRENSA/ARCHIVO

El Ministerio de Salud (Minsa) redujo este año la cantidad de cupos para los doctores que pretenden realizar especializaciones médico-quirúrgicas e incluyó en la Comisión de Preselección de los aspirantes a un delegado del Gobierno, situación que genera suspicacia porque para poder estudiar una especialización los médicos deben contar con el visto bueno del régimen gobernante.

En el documento denominado Metodología de Ingreso a las Especialidades Médico-Quirúrgicas Admisión 2019, que fue publicado por la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), se especifica que este año hay 150 becas disponibles, de las cuales 75 serán asignadas por el Minsa y las otras 75 serán distribuidas por la UNAN, en sus sedes de Managua y León.

Las 150 becas disponibles para este año no llegan siquiera a los 196 cupos que el Minsa dispuso el año pasado, en esa ocasión cien becas fueron distribuidas por la UNAN, en Managua y León, y las otras 96 las asignó el Ministerio de Salud.

Le puede interesar: Autoridades despiden a más de cuarenta médicos del hospital de León

Mientras en las universidades una Comisión de Admisión recepciona los documentos de los aspirantes, aplica el examen de admisión y realiza la selección de los médicos residentes, en el Ministerio de Salud la selección de los residentes se hace de forma discrecional y por clientelismo político.

Los criterios a tomar en cuenta por la Comisión de Preselección del Minsa son: “El historial académico, el desempeño laboral y el compromiso con el pueblo demostrado en su vida profesional”. Dicha comisión está integrada por “los directores de Silais, subdirector docente del Silais, secretarios departamentales de Fetsalud (Federación de Trabajadores de la Salud) y el delegado de Gobierno”.

Para el representante de la Unidad Médica Nicaragüense, José Luis Borgen, la diferencia entre los residentes seleccionados por las universidades y los que son designados por el Minsa es muy grande, ya que mientras los estudiantes se esfuerzan por aprender, los trabajadores del Minsa “dejan de un lado cualquier requisito académico”.

Borgen, especialista en Urología, explicó que “el requisito fundamental para los que ingresan a través del Minsa es la vía partidaria política, los escogen dentro de ellos, y ahí se deja de un lado cualquier requisito.

Minsa también echó a los docentes

En los últimos meses el Ministerio de Salud despidió a decenas de médicos especialistas y subespecialistas, quienes ejercían la docencia en los hospitales públicos del país, situación que solo puede ir en detrimento de la calidad de la enseñanza y del servicio que recibe la población nicaragüense.

Lea también: Aumenta la lista de médicos despedidos en hospitales de Estelí