Reservas del Banco Central de Nicaragua cayeron 41% hasta diciembre

Esta situación pone en aprietos la estabilidad del córdoba, dado que esas reservas también se usan para equilibrar la oferta y la demanda de la moneda

LAPRENSA/ARCHIVO

Las reservas de dinero que el Banco Central de Nicaragua utiliza para sus operaciones de compra y venta de divisas y para hacer frente a otras obligaciones como el pago de deuda se redujeron en un 41 por ciento entre abril y diciembre de 2018, es decir, en los meses de crisis.

Esta situación pone en aprietos la estabilidad del córdoba, dado que esas reservas también se usan para equilibrar la oferta y la demanda de la moneda.

Según datos publicados por el Banco Central Nicaragua (BCN), las Reservas Internacionales Netas Ajustadas (RINA) tuvieron una reducción de 792.9 millones de dólares en los últimos ocho meses del año pasado, respecto al saldo que había en abril, es decir desde el estallido de la crisis.

Le puede interesar: Pocos nicaragüenses depositan su dinero en el Banco Central

El Banco Central de Nicaragua utiliza las RINA para responder a la demanda de divisas por parte de otros agentes económicos y el Gobierno central, entre otros pagos.

LA PRENSA/ARCHIVO

De hecho, esa caída fue lo que provocó que al término de 2018 las Reservas Internacionales Brutas (RIB) acumulen una merma de 709.1 millones de dólares respecto a abril, cuando estalló la crisis, y de 497 millones de dólares comparado con diciembre de 2017.

Dentro de las RIB están las RINA, que excluyen los fondos que no pueden tocarse dentro de las reservas como son el Fondo de Garantía de Depósitos (Fogade) y el Encaje sobre depósitos en moneda extranjera.

El derrumbe de las RINA

Al término del cuarto mes del 2018, el Banco Central tenía en esta cuenta de reservas netas ajustadas 1,938.4 millones de dólares, su nivel más alto en al menos los últimos 14 años.

(VIDEO) Lo que debés saber sobre la modificación en el régimen cambiario en Nicaragua

Sin embargo, hasta el 31 de diciembre tenía un acumulado de 1,145.5 millones de dólares en esta cuenta, la cifra más baja desde el 2011.

Lea además: Ahorrantes retiraron 112 millones de dólares de los bancos nicaragüenses en octubre

Comparado con diciembre de 2017, las RINA caen 656.7 millones de dólares, es decir una reducción de casi 37 por ciento. En ese año el país cerró con 1,802.2 millones de dólares.

Tal es la importancia de las RINA, que según economistas consultados, el Fondo Monetario Internacional (FMI) da mayor seguimiento a la evolución de las RINA en los países, que a las propias Reservas Internacionales Brutas (RIB).

Un economista explicó a LA PRENSA que la disminución de esas reservas también podría deberse a que el Ejecutivo en esos meses hizo uso de préstamos atados a proyectos dentro de estas reservas, así como pagos correspondientes a amortización de deuda externa del Gobierno y del Banco Central.

La circulación de dinero en Nicaragua también ha caído por la crisis. LA PRENSA/ INFOGRAFÍA
La circulación de dinero en Nicaragua también ha caído por la crisis. LA PRENSA/ INFOGRAFÍA

“Cuando esas (las RINA) se están agotando con demasiada rapidez, el Gobierno puede recurrir como medida extrema a devaluar la moneda o imponer control de cambio”, explica un economista, que prefiere no ser citado.

También el régimen Ortega-Murillo ha sacado dinero de sus depósitos para transferir al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, que acumula uno de los peores déficits financieros en los últimos seis años de crisis.

Lea también: Gobierno orteguista competirá con bancos comerciales por grandes ahorrantes

Desde el 2015 y hasta el mes de julio de este año, las RINA se mantuvieron por encima de los 1,400 millones de dólares.

Caen reservas brutas

Toda esas medidas han golpeado a las Reservas Internacionales Brutas que a pesar de que el BCN utilizó un fondo de emergencia de doscientos millones de dólares del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para mantenerlas estables, estas también han registrado una reducción importante de 709.1 millones de dólares desde que comenzó la crisis en abril hasta diciembre.

Esto quiere decir que las RIB se han reducido en un 23.87 por ciento. O lo que es igual, que han pasado de 2,970.2 millones de dólares a 2,261.1 millones de dólares en el periodo de referencia.

Además: Crisis saca a más de tres mil millones de córdobas de circulación, según Banco Central de Nicaragua

Es importante mantener estables las reservas en márgenes requeridos por los organismos internacionales, para tener acceso a financiamiento externo, porque estas reflejan la capacidad de pago de un país.

Fuga de depósitos

De las RINA, el BCN ha tenido que inyectarle fondos al sistema financiero nacional para que afronte la salida masiva de dinero, como consecuencia de la crisis sociopolítica.

Entre marzo y diciembre de 2018 hubo una salida acumulada de depósitos de 1,553 millones de dólares, según cifras actualizadas por la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif).

El sistema financiero sufrió una reducción de 28.26 por ciento del total de los depósitos acumulados hasta marzo del 2018.

También: Gobierno de Nicaragua retira más de cuatro mil millones de córdobas de las arcas del Banco Central para solventar efectos de la crisis sociopolítica

De los 1,553 millones de dólares que han salido de la banca, 702 millones de dólares fueron de ahorro, 435 millones de dólares a la vista y 415 millones de dólares a plazo, según cifras oficiales.

Es decir que por cada cien dólares que la banca manejaba en concepto de depósitos del público, treinta dólares han sido retirados, un resultado sin precedente en los últimos cuarenta años.