Renuncia un juez que era protegido del exmagistrado Rafael Solís

El juez Sergio Amador Perezalonso presentó su renuncia irrevocable por supuestos motivos de salud. Sin embargo fuentes judiciales aseguraron que era uno de los protegidos del exmagistrado Rafael Solís

Sergio Pérez Alonso

Sergio Amador Perezalonso. LA PRENSA/M. Vásquez

Repentinamente, después de casi 24 años de servicio en el poder judicial, el juez Sergio Amador Perezalonso, titular del Juzgado Quinto Distrito Penal de Ejecución de Sentencia de Managua, presentó ayer lunes su renuncia irrevocable al cargo alegando motivos de enfermedad. Fuentes judiciales aseguran que era uno de los protegidos del exmagistrado Rafael Solís.

Solís interpuso su renuncia el 8 de enero ante la Asamblea Nacional, pero esta aún no se ha pronunciado. También renunció a su militancia en el partido Frente Sandinista, donde jugaba un papel importante como operador político en la Corte Suprema de Justicia (CSJ), donde se cocinaban sentencias a favor del orteguismo y en contra de sus adversarios, en la Sala Constitucional, donde era miembro.

Lea además: Exmagistrado sandinista en Costa Rica: “No es viable que Ortega y Murillo vayan a renunciar”

Una fuente del poder judicial que solicitó el anonimato dijo que la presidenta de la Corte Alba Luz Ramos había intentado destituir a Amador por supuestas quejas en su contra pero que Solís siempre lo apoyó. La versión deja entrever la pugna que siempre existió entre Ramos y Solís por controlar la Corte.

La carta de renuncia fue presentada este lunes 21 de enero ante el Consejo Nacional de Administración y Carrera Judicial. Amador fue trasladado al cargo de juez de ejecución el año pasado, cuando el juez Melvin Vargas fue trasladado al cargo de juez Séptimo Distrito Penal de Juicio de Managua, en reposición del juez Octavio Rothschuh, quien pasó a ser magistrado de apelaciones de Managua.

Puede leer: Rafael Solís: “La salida pasa por un adelanto de las elecciones, el país no aguanta tres años más en esta situación”

También se desempeñó en 1995 como juez único de Mateares, luego en 1997 pasó a ser juez único y de distrito en Tipitapa.

“La renuncia obedece a problemas de orden familiar y de salud, fui intervenido de la vesícula. El subsidio terminó en noviembre de 2018, pero también me toca jubilarme en abril de este año”, dijo el juez a LA PRENSA.

El exjuez agregó que lo hace porque “hay que darle oportunidad a otros, ya son 24 años en el poder judicial”.
quería ser magistrado

También: Rafael Solís: Juicios contra opositores son llevados desde la Presidencia

Lo extraño es que en el 2017 no pensaba así, pues optó al cargo de magistrado de apelaciones pero fue vetado, según fuentes judiciales.

“De eso tampoco supe los resultados”, respondió Amador.

Cuando se le preguntó que si su renuncia se debía a que su protector Solís ya no estaba en la Corte, prefirió despedirse y colgar el teléfono.

Según fuentes judiciales, el juez Amador Perezalonso fue vetado de concursar al cargo de magistrado de apelaciones por la magistrada Alba Luz Ramos, quien le sacó en cara supuestas quejas en su contra de parte de usuarios de la justicia.

Le puede interesar: Administrador del Cártel de Sinaloa en Nicaragua sigue preso

El exjudicial Amador Perezalonso  fue reconocido por llevar en el 2007, el juicio y la condena contra  los miembros del Cártel de Sinaloa en Nicaragua.

También  procesó y condenó a diez trabajadores de zona franca  en el 2016 por ejercer su derecho a la protesta sindical. Es decir, era obediente al régimen orteguista, según sus compañeros de trabajo.

A partir de la renuncia del magistrado orteguista Rafael Solís se han dado movimientos en los cargos desempeñados por trabajadores que eran sus protegidos.

La semana pasada se habló de la renuncia del director administrativo de la Corte y de una juez de familia supuestos allegados al hoy exmagistrado y exmilitante sandinista.