Cerradas las calles aledañas de Canal 6 y Radio Sandino, en Managua

Por un lado el régimen demandó se levantaran los tranques en Nicaragua, pero mantiene los suyos en reparto El Carmen, Las Palmas y Tiscapa.

Managua

El Canal 6 está ubicado en el reparto Las Palmas, cerca El Carmen, donde también hay tranques por ser la residencia de Daniel Ortega. LAPRENSA/R.FONSECA

Pese a que el régimen de Daniel Ortega insistió en el Diálogo Nacional que se quitaran los tranques en el país, y que al no lograrlo lo hizo a punta de balas con la denominada “operación limpieza”, mantiene cerradas varias vías en Managua que van más allá del reparto El Carmen, donde vive Ortega y Rosario Murillo, que es su esposa y a la vez su vicepresidenta.

Se trata de la calle donde está ubicado el estatal Canal 6 y la Radio Sandino, medios de comunicación que son controlados por el régimen y por tanto son utilizados con fines políticos, donde se ensalza la figura de Ortega y Murillo.

Mientras que en las esquinas de la cuadra donde está el Canal 6 hay mallas, barricadas de piedras canteras y estructuras metálicas que sirven para protegerse de ataques; la que conduce a Radio Sandino es cerrada por las noches con «miguelitos» y cadenas y además se encienden focos para ver si alguien se acerca.

En ambos puntos hay presencia permanente de policías por si hay un ataque, esto como medida ante la quema de la fachada de Radio Ya, ocurrida el 28 de mayo de 2018, cuando se sospechó que los grupos de choque que ese día atacaban a los estudiantes de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), se refugiaban en sus instalaciones.

El origen de la crisis sociopolítica

El pasado viernes 18 de enero se cumplieron nueve meses de crisis sociopolítica en el país, que estalló con una reforma al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).

Ante la reforma -derogada días después ante la presión popular- los ciudadanos salieron a protestar a la calle y fueron brutalmente atacados por las fuerzas de choque y antimotines. Pero en vez de claudicar, se encendió la llama de la manifestación cívica, que estuvo en su mínima expresión desde que Ortega volvió al poder en 2007, al recetar represión a todo aquel que salía a la calle a ejercer su derecho.

En instituciones públicas

Además de los cierres de calle y vigilancia donde están ubicados medios en manos del régimen, hay una permanente presencia policial e incluso de militar en algunas instituciones públicas de Nicaragua.

La Alcaldía de Managua es una de las entidades publicas donde hay un campamento del Ejército y donde hay trincheras ante un posible ataque.