Nicaragua insiste en que responsables del asesinato de policías en Río San Juan partieron desde Costa Rica

El régimen respondió a la nota de protesta que envió este martes Costa Rica y menciona los reportes de medios de comunicación sobre la existencia de "casas de seguridad" en Alajuela

Rosario Murillo y Daniel Ortega durante la celebración del 39 aniversario de fundación de la Policía. LA PRENSA/ TOMADO DE EL 19 Alianza Cívica. Nicaragua

Rosario Murillo y Daniel Ortega durante la celebración del 39 aniversario de fundación de la Policía. LA PRENSA/ Tomado del 19 Digital

Nicaragua reiteró este martes que el grupo criminal que mató a cuatro de sus policías partió de Costa Rica, pese a que ese país rechazó «de plano» responsabilidad de los hechos, ocurridos en una zona cercana a la frontera.

Lea además: Costa Rica rechaza acusaciones del régimen de Ortega sobre existencia de bandas de armados en su territorio

Según una nota enviada a la cancillería de Costa Rica, el gobierno de Nicaragua «reitera en toda su extensión» su protesta referida a los hechos sangrientos de la semana pasada donde murieron cuatro agentes asesinados por la banda criminal El Jobo que «penetró desde territorio costarricense» para cometer el ataque.

La nota de la cancillería nicaragüense es una réplica a la respuesta costarricense que el martes «rechazó de plano la protesta de Nicaragua, al igual que cualquier sugerencia en cuanto a la posibilidad de que Costa Rica tenga responsabilidad alguna» con el ataque a los policías.

En su nueva protesta, Managua mencionó reportes periodísticos en The New York Times del 14 de enero y del Diario Extra de Costa Rica del 15, con información sobre la existencia de «casas de seguridad» en Alajuela (Costa Rica) donde se aglutinan personas que lideran agrupaciones delictivas diversas.

Puede leer: Costa Rica niega “categóricamente” que en ese país opere la banda que asesinó a cuatro policías en San Carlos, Río San Juan

Un grupo autodenominado Los Atabales se atribuyó el ataque a los policías y lo calificó como una «acción insurgente» contra el gobierno de Daniel Ortega.

A menudo las relaciones entre ambos países son tensas por asuntos limítrofes o migratorios. Miles de nicaragüenses han huido a Costa Rica temiendo por su seguridad, desde que en abril pasado estallaron protestas antigubernamentales que dejaron entre 300 y 500 muertos, según organismos de derechos humanos y más de 600 detenidos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: