El maratonista Alex Vanegas lleva 82 días de detención ilegal

La última vez que se le vio en público a Vanegas fue el 2 de noviembre de 2018, Día de los difuntos, en un cementerio capitalino

El maratonista Alex Vanegas fue apresado seis veces en dos meses. Permanece detenido pese a que hay una orden de libertad a su favor. LA PRENSA/ ARCHIVO

Este jueves 24 de enero de 2019, el maratonista Alex Vanegas, de 61 años, cumple 82 días de detención ilegal en el Sistema Penitenciario Nacional Jorge Navarro, ubicado en Tipitapa. Antes de ser encerrado, el deportista fue secuestrado seis veces por la Policía Orteguista (PO) por correr contra la dictadura instaurada por Daniel Ortega en Nicaragua.

La última vez que se le vio en público a Vanegas fue el 2 de noviembre de 2018, Día de los difuntos, en un cementerio capitalino donde el manifestante llegó con una bandera de Nicaragua. Eso bastó para que la PO se lo llevara al Chipote y la Fiscalía lo acusara de supuesto escándalo público, hechos que no constituyen falta penal, menos delito, afirman abogados consultados.

A continuación las principales violaciones de derechos humanos, constitucionales y procesales en su contra.

1. Hostigamiento y detención arbitraria. La Policía Orteguista detuvo seis veces al maratonista Alex Vanegas violando el artículo 33 de la Constitución Política de Nicaragua, que manda a que nadie puede ser sometido a detención o prisión arbitraria ni ser privado de su libertad, salvo por causas fijadas por la ley con arreglo a un procedimiento legal.

2. Aislamiento. Cada vez que lo detenían no le informaban por qué y lo trasladaban al Chipote sin avisarle a sus familiares. No le permitían visitas. Vanegas estuvo desaparecido por cinco días, pues las autoridades de El Chipote no dieron razón de él y se limitaron a no recibir los alimentos que entregaban  sus familiares. Hasta que su hijo Byron Vanegas logró confirmar que su papá estaba en la cárcel Modelo y le autorizaron 10 minutos de visita especial. Nunca fue puesto en libertad ni puesto ante un juez dentro de las 48 horas posteriores a su detención.

3. No debe estar en la Modelo. La Constitución Política de Nicaragua manda a que los procesados y condenados guarden prisión en centros diferentes. Además, Vanegas no tiene medida cautelar ordenada por alguna autoridad judicial, como manda la misma Ley Penitenciaria, denunció en su momento Pablo Cuevas, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

La Ley 473 o Ley penitenciaria dice en su artículo seis, numeral uno, que el objetivo del Sistema Penitenciario es la ejecución de sentencias penales y las medidas cautelares privativas de libertad, dictadas por los tribunales de justicia, en este caso Vanegas no tiene medida cautelar de prisión preventiva, puesto que no le han realizado ninguna audiencia en los juzgados, explicó Cuevas.

4. Hechos no subsumen en falta penal. A Vanegas lo señalan de supuesto escándalo público, causa radicada en el Juzgado Tercero Local Penal de Managua. El escándalo público es una falta penal que está tipificada en el artículo 537 del Código Penal y dice que será juzgado por ello, quien cause escándalo o perturbe la tranquilidad de las personas, será sancionado de 10 a 30 días multa o trabajo en beneficio de la comunidad de 10 a 30 jornadas de dos horas diarias.

“Está claro una vez más que la detención de Alex Vanegas es ilegal, lo dice el mismo Código. Es castigo por correr en contra del régimen orteguista”, ha sostenido Cuevas.

5. Víctima de retardación de Justicia. Desde el 2 de noviembre de 2018 que fue capturado y aún no ha sido procesado. El artículo 34 de la Carta Magna de Nicaragua dice que todo procesado tiene derecho a ser juzgado sin dilaciones por tribunal competente establecido por la ley.

6. Violan derecho a la salud. Vanegas tiene problemas en la columna vertebral y hasta ahora se desconoce si ha pasado alguna consulta médica. Además es adulto mayor.

7. Ignorado por autoridades. Toda detención ilegal causa responsabilidad civil y penal en la autoridad que la ordene o ejecute, sin embargo, este 22 de enero Vanegas fue entrevistado por la Comisión de la Verdad, Justicia y Paz, nombrada por el régimen y nadie se pronunció por esta detención ilegal. Dicha comisión realizó “in situ” visitas a presos políticos.

Corrió en solidaridad

Alex Vanegas empezó a correr como una forma de solidarizarse con los jóvenes atrincherados en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua).

Vanegas inició dando vueltas a la Rotonda Universitaria y siguió corriendo en otras rotondas. Su primer cartel decía: “No maten más estudiantes”.

Luego se unió a las marchas, plantones y otras actividades desarrolladas por los autoconvocados. Es así que Vanegas se hizo popular en las marchas azul y blanco por su singular forma de protestar contra la dictadura orteguista y con ello también se colocó en la mira del orteguismo.

Familiares de Vanegas también denunciaron golpiza de parte de PO contra el maratonista, incluso una de sus verdugos en el Chipote le decía, cada vez que lo golpeaba: “anda seguí corriendo ahora”, contó un familiar.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: