Represión orteguista dejó al menos 56 menores huérfanos, según Codeni

Las cifras están actualizadas hasta el mes de septiembre de 2018, sin embargo, asegura Codeni, continúan procesando más casos, por lo que el número de huérfanos puede incrementar.

La hija de Franco Valdivia visita la tumba de su padre en el cementerio municipal de Estelí. LA PRENSA/ ROBERTO MORA

Al menos 56 niños, niñas y adolescentes quedaron huérfanos durante las protestas que iniciaron el pasado abril en contra del régimen, según el más reciente informe de la Coordinadora de la Niñez y Adolescencia (Codeni).

Las cifras están actualizadas hasta el mes de septiembre de 2018, sin embargo, asegura Codeni, continúan procesando más casos, por lo que el número de huérfanos puede incrementar.

La represión orteguista dejó entre 300 y 500 muertos, según organismos de derechos humanos. Los 56 niños que quedaron huérfanos fue por el asesinato de 22 manifestantes. Los fallecidos tenían entre uno y cinco hijos.

Le puede interesar: “Te cuentan de qué manera le entró la bala a su papá, por donde pasó y cómo murió”. El informe del GIEI alerta sobre trauma en la niñez

Muchos de ellos tenían familias numerosas. Jimmy Parajón, de 35 años, era uno de ellos. Parajón fue asesinado el pasado 11 de mayo de un disparo en el pecho. Dejó a cinco hijos en la orfandad, uno de ellos ni siquiera lo conoció, ya que su esposa estaba embarazada cuando lo asesinaron.

A Franco Valdivia, de 26 años, y originario de Estelí, también lo mató el régimen. Los días posteriores a su asesinato, su hija, de cuatro años, lloraba sobre su tumba cada viernes porque ese era el día que él le dedicaba para verla.

Lea además: Niñez de Nicaragua enfrenta traumas por la represión de la dictadura orteguista

La misma situación viven los cuatro hijos de Edwin Bismarck Gómez, de 33 años, asesinado de dos disparos durante las protestas el domingo 22 de abril.

Régimen asesinó a la niñez

Además de los huérfanos, la represión asesinó entre abril y septiembre a 29 menores de edad: 26 niños y tres niñas. En Matagalpa se registraron 17 muertes, Masaya con 4, León y Jinotega con 2 cada uno, Chinandega, Matagalpa, Granada y Puerto Cabezas con uno.

Lea también: Niñez nicaragüense está jugando a la guerra

El asesinato del adolescente Matt Romero, el pasado 23 de agosto, fue el último crimen que registró la Codeni. A Romero, de 16 años, lo mató un disparo en el pecho cuando participaba en la marcha «La voz de los presos políticos».