Paramilitares asedian a miembros de la Unidad Nacional Azul y Blanco tras reunión con eurodiputados

Al salir de una reunión con los parlamentarios europeos que se encuentran de visita en Nicaragua, el empresario Michael Healy, Violeta Granera y José Pallais fueron seguidos por un grupo de paramilitares

Al salir de la reunión con los parlamentarios europeos Violeta Granera, José Pallais y Michael Healy fueron seguidos por paramilitares orteguistas. LA PRENSA /LEONOR ÁLVAREZ

El jurista José Pallais. LA PRENSA /LEONOR ÁLVAREZ

Al salir de una reunión con los parlamentarios europeos que se encuentran de visita en Nicaragua, el empresario Michael Healy, Violeta Granera y José Pallais, todos miembros de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), fueron perseguidos por un grupo de paramilitares.

Los sujetos armados los siguieron desde el lugar de la reunión y los interceptaron en la segunda entrada a Las Colinas, al sur de Managua, donde intentaron sacarlos del vehículo en que ellos se movilizaban.

De acuerdo con Pallais, los sujetos los tuvieron retenidos por unos treinta minutos hasta que llegaron varias patrullas de la Policía Orteguista (PO), los oficiales no les dijeron nada simplemente les hicieron señas para que se fueran del lugar; sin embargo, una vez que continuaron la marcha los paramilitares continuaron la persecución.

Parte de la delegación de eurodiputados saliendo de la reunión con la UNAB. LA PRENSA/Jader Flores
Parte de la delegación de eurodiputados saliendo de la reunión con la UNAB. LA PRENSA/Jader Flores

«Nos golpeaban el vehículo para que saliéramos, nosotros nos negamos a salir y al final un oficial dijo que nos podíamos ir pero nos continúan siguiendo los civiles», explicó Pallais a LA PRENSA, miembro de la Unidad Nacional Azul y Blanco. Según los afectados, dos motocicletas y un carro los andan siguiendo por lo que no han querido estacionarse en ningún lugar.

Desde que vinieron los parlamentarios a Nicaragua, el pasado miércoles, los paramilitares orteguistas están apostados afuera del hotel donde se encuentran los europeos, tomando fotografías e intimidando a las personas que llegan a reunirse con los funcionarios extranjeros.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: