Noel McKenzie anuncia su retiro como jugador de baloncesto y será entrenador

McKenzie, un jugador que dejó su marca no solo en esta época, sino en la historia del baloncesto nicaragüense, jugó su último partido.

Juegos Centroamericanos de Managua 2017, Baloncesto

Noel McKenzie fue brillante dentro y fuera del país. LA PRENSA/MANUEL ESQUIVEL/ ARCHIVO

Noel McKenzie, un jugador que dejó su marca no solo en esta época, sino en la historia del baloncesto nicaragüense, jugó su último partido.

McKenzie anunció su retiro como jugador activo e inicia una carrera como entrenador del Real Estelí.

“Disfruté al máximo mi carrera. No hay más que pedir. Dios fue mi aliado, le pedí terminar saludable y me cumplió”, dijo McKenzie después de su último juego con el Real Estelí, el domingo en la Liga de las Américas en Ciudad de México, en donde el campeón pinolero y centroamericano perdió 87-83 ante los Soles de Mexicali. McKenzie jugó nueve minutos y anotó dos puntos.

Ese fue el último zarpazo del Tiburón Negro, llamado así tras marcar una era con los antiguos Tiburones Bancentro en la liga nicaragüense, con compañía del Tiburón Blanco, el estadounidense Jason Walters.

“Fue un jugador con unas habilidades naturales impresionantes y que además entendía el juego mejor que nadie, y era un líder natural. Es el mejor  jugador nica que ha visto dentro y fuera del país”, apuntó Alvin Camacho, quien jugó muchos años a la par de McKenzie.

Nacido en Managua, de raíces costeñas, McKenzie comenzó a jugar en 1995 en un equipo juvenil y rápidamente se abrió paso hasta construir un currículo impresionante como ganador de medalla de oro en centroamericanos, campeonato de campeones centroamericanos, nueve títulos nacionales y varios premios de jugador más valioso en series finales, a lo largo de una explosiva carrera de 23 años.

La frase

“Un jugador controversial y  sin temor. Un rival en la cancha que nadie quería enfrentar , un competidor y líder por naturaleza. Noel Mckenzie es sin duda el mejor de esta época y para muchos el número uno de nuestra historia. Se retira un grande, un rebelde, un ejemplo y un gran campeón”, Wesley Severy, ex jugador.