Eurodiputado Javier Nart habla sobre Miguel Mora y expresa su decepción por el FSLN

"Jamás pensé que la bandera rojinegra terminaría así. Nunca lo imaginé. Jamás", lamentó el eurodiputado Javier Nart, que también fue guerrillero del FSLN en la década de los 70

En una celda oscura, durmiendo en una litera sin colchón y devorado por mosquitos son las condiciones “intolerables” en que se encuentra el periodista Miguel Mora, director de 100 % Noticias, en las cárceles del Chipote, constataron los diputados de la Unión Europea que estuvieron en el país por tres días para verificar la crisis sociopolítica en Nicaragua.

El diputado Javier Nart, de España, refirió que “unas cárceles donde los presos duermen sin colchón, donde un preso lo que pide es sencillamente una bombilla y la Biblia, que no puede salir, aunque el trato que tiene de parte de los funcionarios es correcto, son unas condiciones intolerables, sobre todo cuando la razón sencillamente es ejercer el derecho a la libertad de prensa”, recalcó el eurodiputado.

Lea la nota completa en: “Nos pidió luz y una biblia”, la petición que hizo Miguel Mora a los eurodiputados en El Chipote

Según Nart, el periodista Miguel Mora, quien fue detenido junto a la periodista Lucía Pineda, su jefa de prensa, pedía un ratito de sol “para no ir perdiendo visión por una ceguera puntual que va teniendo como consecuencia de 35 días sin una bombilla”.

Nart acaparó la atención durante la conferencia de prensa que brindaron los eurodiputados que visitaron Nicaragua, al recordar que en su juventud él fue guerrillero del FSLN en Nicaragua, específicamente en el Frente Sur, en la zona de Río San Juan.

Lea también: Unión Europea rechaza la tesis de que en Nicaragua hubo un intento de golpe de Estado

El ahora parlamentario europeo lamentó el rumbo que tomó el FSLN tras el triunfo de la Revolución Popular Sandinista en 1979. «Me da una inmensa tristeza. Jamás pensé que la bandera rojinegra terminaría así. Nunca lo imaginé. Jamás», lamentó el parlamentario europeo.

«No luché para tener a mis amigos en el poder, se lo aseguro. Mi vida vale mucho más que eso», finalizó Javier Nart.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: