Régimen de Daniel Ortega aumenta el aporte de los trabajadores y empresas al INSS

Daniel Ortega retomó casi el mismo proyecto de reforma a la Seguridad Social que implementó en abril pasado y que originó una de las peores crisis económicas y sociales de los últimos diez años

INSS, Seguridad Social

LAPRENSA/ARCHIVO

En plena crisis económica y aumento del desempleo, el régimen de Daniel Ortega retomó casi el mismo proyecto de reforma a la Seguridad Social que implementó en abril pasado y que originó una de las peores crisis económicas y sociales de los últimos diez años.

Según una resolución adoptada por la junta directiva del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), el aporte de los trabajadores pasará de 6.25 por ciento a 7 por ciento; en el caso de los empleadores de 19 a 22.5 por ciento y aumenta el seguro facultativo.

A diferencia de la reforma anterior, en esta ocasión el régimen de Daniel Ortega ordenó que el aumento a la patronal sea de una vez, en lugar de aplicar gradualidad en la misma, pese a que anunció una reforma fiscal que también aumenta la carga impositiva a estas.

Lea además: Régimen anuncia estocada fiscal a la mediana y gran empresa e incrementa impuesto a bebidas alcohólicas y cigarrillos

También se eliminó el salario máximo cotizable, que hasta este año era de 96,841.56 córdobas mensuales.

Una de las medidas más severas contenidas en la resolución figura el cambio en la fórmula de cálculo de las pensiones futuras, lo que provocará que a partir de ahora las pensiones nuevas vendrán más achicadas.

VIDEO) Reforma al INSS y represión: Esta fue la causa de las protestas en Nicaragua

Esta vez el régimen desistió de su aspiración de aplicar un cobro del cinco por ciento a los pensionados.

Las pensiones se devaluarán cada año

También el régimen de Daniel Ortega ordenó que las pensiones ya no recibirán el ajuste del cinco por ciento anual, como antes se aplicaba para hacer frente a la devaluación.

Esto, entonces, permitiría al régimen obtener en compensación el cinco por ciento que pretendía retener en abril a los pensionados en concepto de contribución de gastos médicos.

«Viene a incentivar el cierre de muchas empresas» 

El vicepresidente del Cosep, Sergio Maltez, asegura que la crisis política no se soluciona con una reforma económica. «Más bien con esta iniciativa en este preciso momento donde has perdido competitividad con la caída de las ventas más la desaceleración del país lo que viene es a incentivar el cierre de muchas empresas», aseguró.

Maltez calificó la reforma como «muy grave», ya que «este anticipo del 3% lo están imponiendo sobre una “renta presuntiva”, además descapitalizás el flujo de las empresas, también eliminás cualquier beneficio que tengas como exportador, a eso hay que sumarle las medidas nuevas del INSS aquí ya no solo hablamos de desempleo si no de cierre de empresas, la población perderá poder adquisitivo de sus ingresos mensuales…».