Mayor vigilancia de la Policía Orteguista en las calles de Managua tras anuncio de reformas al INSS

Además de notarse un mayor despliegue policial en las rotondas y vías principales, con patrullaje permanente, el régimen montó vigilancia en Camino de Oriente

Policía Orteguista

Unos siete agentes policiales, entre ellos un miembro del equipo de inteligencia, desertaron desde el pasado diciembre en Madriz. LA PRENSA/R.FONSECA

El régimen de Daniel Ortega este lunes 28 de enero sacó a más policías a vigilar las calles de Managua tras el anuncio de la reforma al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), que aumenta el aporte de los trabajadores y los empleadores.

Además de notarse un mayor despliegue policial en las rotondas y vías principales, con patrullaje permanente, el régimen montó vigilancia en Camino de Oriente, sector donde el 18 de abril de 2018 se realizó un plantón contra una reforma al Seguro Social parecida a la conocida este lunes y que fue atacada por la Juventud Sandinista, fuerzas de choque a bordo de motocicletas y antimotines.

A partir de esa inolvidable represión y otra afuera de la Universidad Centroamericana (UCA), el mismo 18 de abril, la protesta cívica tomó fuerza en las calles, a lo que el régimen respondió con más brutalidad y provocó el derramamiento de sangre que, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la cifra de muertos es de 325.

Le puede interesar: Managua llena de la Policía Orteguista, el día a día en la capital de Nicaragua

Ante la firme protesta ciudadana solo en los primeros días, Ortega dio paso atrás y derogó la reforma de abril; sin embargo esto no apagó las movilizaciones porque ya habían muertos y el pueblo demandaba justicia.

Una ciudad sitiada desde octubre

En octubre de 2018 la Policía Orteguista anunció que si alguien quería ejercer su derechos a la manifestación debía solicitarle permiso y si este era negado y aún así lo hacía, que sería apresado y enfrentaría cargos ante la Justicia. Desde entonces no hay marchas.

Policía Orteguista
El patrullaje en Managua es constante. La misión es no permitir ninguna forma de manifestación contra Daniel Ortega.
LAPRENSA/R.FONSECA

Sin embargo, para no llevarse sorpresas Ortega mantiene una vigilancia permanente en la vía pública. Día y noche hay vehículos policiales en las rotondas y se desarrollan patrullajes en las arterias principales de la ciudad.

Lea además: Régimen orteguista mantiene asedio contra periodistas de Canal 12

El único fin de este despliegue es evitar cualquier movilización contra Ortega. Ni siquiera se permite salir con una bandera azul y blanco, porque quien lo hace es detenido y trasladado a las frías celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, conocidas como El Chipote y famosas por ser un centro de tortura.

Robo y golpes en plantón

Con la reforma al Seguro Social de abril 2018, la ciudadanía se autoconvocó para reunirse en Camino el Oriente y montar un plantón como rechazo a la misma. Mientras la tarde caía aumentaba el número de personas que se sumaba a la actividad pacífica; pero de repente llegaron miembros de la Juventud Sandinista en buses rusos para hacer contrapeso. A estos se le sumaron motorizados que laboran en las instituciones públicas y forman parte de las fuerzas de choque del régimen.

Lea también: Régimen orteguista impone su propia “normalidad”

Ante el asedio la protesta cívica continuaba, por lo que la Juventud Sandinista y los motorizados empezaron a atacar. Robaron cámaras de medios de comunicación y golpearon a algunos periodistas y demás personas que participaban.

9
meses cumplió la crisis sociopolítica de Nicaragua. Estalló por una reforma al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) parecida a la conocida este lunes.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: