Hombre admite haber matado a su pareja en una comunidad de La Trinidad, en Estelí

Al admitir los hechos, al acusado se le mantuvo la medida de prisión preventiva, mientras la representante de la Fiscalía solicitaba a la juez 30 años de cárcel para el acusado

Familiares de Indira Esperanza García Canales, joven asesinada por su cónyugue esperan que la justicia castigue duramente al victimario/LA PRENSA/W. Aragón

Ervin José Blandino Fernández adimitó, la tarde del miércoles, haber asesinado a Indira Esperanza García Canales, de 17 años, a quien asestó 11 puñaladas el pasado 7 de noviembre en la comunidad Tomabú, en el municipio de La Trinidad, en Estelí. La Fiscalía lo acusa de femicidio.

La Juez de Distrito Especializada en Violencia de Estelí, Lesbia Malena Tinoco Castellano, programó la audiencia especial de debate de pena o sentencia en contra de Blandino, a las 10:30 de la mañana del próximo 12 de febrero, dando por anticipada la clausura del juicio.

Lea además: Hombre asfixia a su pareja embarazada de dos meses en un barrio de Managua

Al admitir los hechos, al acusado se le mantuvo la medida de prisión preventiva, mientras la representante del Ministerio Público solicitaba a la jueza esteliana 30 años de cárcel para el acusado.

La defensora pública especializada en temas de violencia, Bertilda Moreno Alaniz señaló que gestionará para que a su defendido se le aplique una pena atenuada (rebajada) de 20 años de prisión, por algunas atenuantes que lo favorecen.

Una persona llena de odio

Por su parte, Indira María Canales, madre de la víctima manifestó que Blandino es una persona llena de odio y maldad, ya que daba continuamente maltrato físico y psicológico a su hija. “Él (Blandino) esperaba que todos nos durmiéramos para golpear, humillar y hacerle groserías a mi hija”, apuntó.

Lea más en: Un total de 57 mujeres fueron víctimas de femicidio en Nicaragua en 2018

A la vez que cuestionó que la defensora pública haya pedido, en la audiencia preliminar realizada el pasado miércoles, un peritaje psiquiátrico para el que considera es el asesino de su hija, ya que aseguraba que su defendido padecía de problemas mentales.