Mujer muere tras golpiza de su pareja en Matagalpa

Según reportes extraoficiales, la pareja discutió por razones imprecisas y José Ariel Escobar Cruz golpeó a Blanca Estela Espinoza Rojas con la tranca de una puerta

LAPRENSA/ARCHIVO

Blanca Estela Espinoza Rojas, de 30 años, murió luego de estar una semana hospitalizada por un trauma craneoencefálico severo, debido a la golpiza que le asestó su pareja José Ariel Escobar Cruz, de 32 años, quien enfrentará cargos por femicidio en los tribunales de Matagalpa.

El crimen, del que la Policía se mantuvo hermética, habría ocurrido la madrugada del 19 de enero en el barrio Francisco Moreno, al oeste de la ciudad de Matagalpa. Espinoza falleció este 27 de enero.

Según reportes extraoficiales, la pareja discutió por razones imprecisas y el hombre golpeó a Espinoza con la tranca de una puerta, por lo que ella fue llevada inicialmente al hospital de Matagalpa y, por la gravedad de las lesiones, tuvo que ser trasladada a un hospital en Managua.

Le puede interesar: Encuentran el cadáver de una mujer en estado de descomposición y con signos de violencia en Matiguás

Escobar, quien cumplirá 33 años el 17 de febrero próximo, fue detenido y acusado inicialmente por femicidio en grado de frustración en el Juzgado Primero de Distrito Penal especializado en violencia de género, donde enfrentó la audiencia preliminar y le impusieron la medida cautelar de prisión preventiva.

La audiencia inicial fue programada para este lunes 4 de febrero y la Fiscalía ampliará la acusación para indicar el fallecimiento de la mujer.

Espinoza cumpliría 31 años el 12 de febrero, pero fue la cuarta mujer asesinada este año en el territorio que atiende la delegación departamental de la Policía en Matagalpa y que incluye a los municipios de Waslala, en el Caribe Norte y Paiwas, en el Caribe Sur.

Lea además: Un total de 57 mujeres fueron víctimas de femicidio en Nicaragua en 2018

En todo 2018 fueron asesinadas seis mujeres en ese territorio y solo cuatro de los casos fueron calificados policial y judicialmente como femicidios. Los otros dos fueron tipificados como asesinatos. Sin embargo, la organización Católicas por el Derecho a Decidir (CDD) calificó cinco de esos casos como femicidios.