Paramilitares lanzan bombas molotov en la casa de la periodista Jennifer Ortiz, exiliada en Costa Rica

La periodista Jennifer Ortiz, denunció que el régimen de Daniel Ortega ha desatado una campaña de acoso y hostigamiento a sus familiares en Nicaragua, por el periodismo crítico que ejerce desde Costa Rica.

Jennifer Ortiz

Periodistas de Nicaragua Investiga denuncian amenazas a sus familiares en Nicaragua. LA PRENSA/ Tomada de Twitter.

Familiares de la conocida periodista Jennifer Ortiz sufrieron este miércoles un atentado en Managua cuando paramilitares lanzaron bombas molotov en el interior de una vivienda, causando daños a uno de los vehículos, confirmó la comunicadora desde su exilio en Costa Rica.

De acuerdo con Ortiz, fundadora de la página Nicaragua Investiga, la persecución en contra de ella inició desde la revolución cívica de abril pasado por ejercer un periodismo crítico desde las redes sociales.

Desde Nicaragua Investiga, Ortiz denunció los atropellos del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo contra los manifestantes, así como los abusos de poder en general cometidos por el orteguismo.

Lea También: Programa Esta Semana solo en YouTube y Facebook ante presión del régimen

El acoso contra ella aumentó, lo que la obligó a irse al exilio. Sin embargo, ahora las amenazas, el acoso y el asedio del régimen los hacen contra su familia, lo que ha despertado su preocupación.

Ortiz aseguró que desde hace dos semanas sus familiares en Nicaragua reciben amenazas por parte del régimen de Ortega, en represalia por su labor periodística.

Bombas molotov

Sin embargo, este miércoles, las amenazas fueron más preocupantes cuando paramilitares del régimen orteguista lanzaron bombas molotov a la vivienda de los suegros de la periodista en Managua.

“El trabajo de Nicaragua Investiga está haciendo mucho eco e incomodando mucho a los agentes del Gobierno, a sus fanáticos y paramilitares que combaten, no con ideas, sino con actos terroristas”, dijo la periodista.

“Lo último sucedió anoche (el miércoles) cuando en casa de mis familiares tiraron bombas molotov, dañando uno de los vehículos y dejaron un mensaje: ‘tu hijo y tu nuera están seguros (refiriéndose a Ortiz y su esposo), pero tú no, plomo’. Ya sabemos que esa frase ‘plomo’ a quien se corresponde y cómo se utiliza. Nosotros hacemos esta denuncia pública, porque nosotros no somos terroristas, lo que hacemos, desde nuestra plataforma, es denunciar e informar con la verdad y eso no es ningún delito”, denunció Ortiz.

Responsabiliza a Ortega

“Responsabilizamos al gobierno Ortega-Murillo porque este tipo de actos no suelen ser iniciativa personales de sus fanáticos. Son actos dirigidos que la alta dirigencia del FSLN jamás ha condenado, como tampoco ha hecho un llamado a sus seguidores a no usar estos métodos contra quienes no se alinean a ellos. Para mí, este es un partido terrorista”, denunció Ortiz.

Lea: Exdiputado orteguista amenaza de muerte a William Aragón, periodista del diario LAPRENSA

El periodista Gustavo Bermúdez, presidente de la Asociación de Periodistas de Nicaragua (APN), también denunció la persecución de agentes policiales del régimen que lo acosan en su casa de habitación.

Bermúdez escondido

“Llegaron a mi casa dos patrullas, se plantaron durante más de dos horas y preguntaron por mí. Ellos andan en un plan de captura, aunque no se sabe bajo qué figura. Menos mal que yo estaba fuera de casa y ahora ando escondido, no he vuelto a mi casa, ni pienso regresar”, explicó el veterano periodista.

Bermúdez aseguró que con las represalias del régimen al periodismo independiente lo que pretenden “es que nos acobardemos, pero eso no va a ser posible”.

“Nuestra labor es con la verdad, la justicia y la defensa de los derechos humanos con un periodismo honesto y ético, pero que al parecer al régimen del dictador, Daniel Ortega, le incomoda”, planteó Bermúdez.

Bermúdez debió hacer su programa radial este jueves, usando un teléfono desde “algún lugar de Nicaragua” y conectándose con la cabina adonde estuvo su invitado.

La estrategia de represión estatal contra los periodistas se aceleró desde diciembre pasado, cuando apresaron de forma arbitraria a los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau, quienes tienen casi cuarenta días de estar en las cárceles del Chipote en condiciones inhumanas.

El periodista deportivo Edgar Tijerino, acosado y amenazado por el régimen de Ortega, también se tuvo que ir del país para proteger su vida.

Lea también: Paramilitares asedian la vivienda del periodista de LA PRENSA, William Aragón, en Madriz

El cronista aseguró en su programa deportivo que se encuentra en EE. UU. en un viaje sin definir su retorno.

Decenas en el exilio

La represión del régimen de Daniel Ortega contra el periodismo libre e independiente ha obligado a que más de sesenta periodistas se exilien en el extranjero para proteger sus vidas ante el asedio, acoso y persecución de paramilitares y policías orteguistas. Uno de los últimos casos de periodistas que se fueron a Costa Rica es el de Carlos Fernando Chamorro, a quien la dictadura lo despojó de las instalaciones donde funcionaba Confidencial y el programa Esta Semana, dos medios dedicados al periodismo independiente que han sido víctimas del asedio gubernamental.