El calvario de Lucía Pineda Ubau y Miguel Mora en la cárcel

No contar con un servicio higiénico en la celda y tener que hacer sus necesidades fisiológicas en un papel, sostenido con una de sus manos, para luego depositarlo en una bolsa, solo es uno de los episodios macabros que ha pasado la periodista Lucía Pineda Ubau, encerrada en el Chipote.

Lucía Pineda Ubau

Lucía Pineda Ubau cuando fue fotografiada para un Ping Pong en la revista Domingo, del Diario LA PRENSA. LAPRENSA/ARCHIVO

No contar con un servicio higiénico en la celda y tener que hacer sus necesidades fisiológicas en un papel, sostenido con una de sus manos, para luego depositarlo en una bolsa, solo es uno de los episodios macabros que ha pasado la periodista Lucía Pineda Ubau, encerrada en el Chipote. Hay otros con que el régimen de Daniel Ortega se ha ensañado ante su espíritu inquebrantable.

Pasar en una celda húmeda —situación que le ha provocado afectaciones en la piel— y someterla a un maratón de interrogatorios, aspectos que tienen que ver con malas condiciones y malos tratos, son otros que a juicio del maestro en Derechos Humanos, Uriel Pineda, “no solo es muestra de la precariedad de cómo están los reos en Nicaragua, sino que podemos presumir la existencia de un umbral menor a la tortura por quererle sacar información”.

Lo antes expuesto por Pineda va más allá de que la normativa penitenciaria de Nicaragua no está acorde a los estándares internacionales sobre protección a personas privadas de libertad, porque además de existir condiciones infrahumanas se vislumbra la intención de castigar.

Pineda Ubau fue apresada el 21 de diciembre de 2018 en un operativo nocturno ejecutado por la Policía Orteguista en las instalaciones de 100% Noticias. Ese mismo día también fue encarcelado el dueño del canal, el periodista Miguel Mora, quien ha sido víctima de la saña al pasar más de treinta días en la prisión sin ver la luz.

A ambos se les acusa de proposición, provocación y conspiración para cometer actos de terrorismo en perjuicio del Estado de Nicaragua; cuando realmente lo que hicieron fue ejercer el periodismo a través de 100% Noticias, que hoy se encuentra clausurado y vigilado por la Policía.

Crueldad permaneció

Alejandro Pineda, tío de Lucía y quien está pendiente de todo lo que pasa con su sobrina y Miguel Mora, manifestó que incluso en plena visita de la comisión de diputados de la Unión Europea a Nicaragua, realizada la semana pasada, la crueldad se mantuvo para ambos.

“Aún con la visita de los eurodiputados no lograron tomar el camino de la civilización, porque han caído realmente en los extremos, en métodos de tortura propios de regímenes autoritarios, dictatoriales que se supone están desterrados en el siglo XXI, sin embargo ellos han recogido lo peor que hay de las dictaduras para aplicárselo a los prisioneros políticos”, lamentó don Alejandro.

Aquella propuesta

El periodista confinado por el régimen de Daniel Ortega, Miguel Mora, director de 100 % Noticias, habló con diputados de la Unión Europea en su reciente visita en Nicaragua, del día de su detención y de cómo el régimen lo citó dos días antes que explotara la crisis social, el pasado 18 de abril de 2018, para solicitarle que no diera cobertura a las protestas que se avecinaban.

“El Gobierno antes de que comenzara la crisis el 18 de abril me cita a una reunión dos días antes y me dicen que venía una crisis del INSS, y me pedían que no cubriera las protestas porque venían con todo, yo pregunté ¿qué significa con todo? ‘Vamos con todo porque esas protestas son financiadas, son orquestadas no tienen razón de ser’.

Lucía Pineda Ubau
Miguel Mora ha mostrado valor y fuerza para soportar la embestida del régimen de Daniel Ortega. LAPRENSA/ARCHIVO

Entonces yo les dije que no podía hacer eso porque es un canal de formato de noticia, tipo CNN y no podemos obviar nada”, relató Mora a los eurodiputados que lo visitaron en la celda en el Chipote.

Costa Rica está pendiente

A través de una nota, el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, la Embajada y el Consulado General de Costa Rica en Managua, informaron que se mantienen atentos a la situación de la periodista Lucía Pineda Ubau, quien nació en Nicaragua pero goza de una segunda nacionalidad, en este caso costarricense. En el mismo documento oficial se reconoce que desde su detención, el 21 de diciembre pasado, se han remitido varias notas para que se permita una visita de asistencia consular, además de asistir a la audiencia inicial que se realizó este miércoles 30 de enero.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: