Otro castigo de la dictadura a los medios de comunicación impresos

Este nuevo golpe del orteguismo contra los medios impresos del país se une a la ilegal y arbitraria retención de materia prima que Aduana se niega a entregar desde hace 22 semanas a LA PRENSA

El régimen de Daniel Ortega ha intentado ahogar durante 57 semanas al Diario LA PRENSA por medio del secuestro del papel y otros insumos para imprimir el periódico.

La industria editorial de Nicaragua, incluyendo medios de comunicación impresos, estaría afectada con las reformas fiscales propuestas por el Ejecutivo a la Asamblea Nacional, al establecerse impuestos selectivos de consumo (ISC) de hasta 5 por ciento a insumos y materia prima de uso editorial, que actualmente están exentos de impuestos.

Este nuevo golpe del orteguismo contra los medios impresos del país —que no ha podido controlar— se une a la ilegal y arbitraria retención de materia prima que Aduana se niega a entregar desde hace 22 semanas.

Pero además viene a profundizar la inconstitucional Ley 528, conocida como “Ley Arce”, porque fue promovida por el entonces diputado y hoy asesor presidencial Bayardo Arce y aprobada a mediados de 2005.

Le puede interesar: Periodismo que resiste o una alerta contra “la dictadura comunicacional asociada al poder”

La “Ley Arce” violenta la Constitución, que en su artículo 68 dice que “la importación de papel, maquinaria y equipo y refacciones para los medios de comunicación social escritos, radiales y televisivos así como la importación, circulación y venta de libros, folletos, revistas, materiales escolares y científicos de enseñanzas, diarios y otras publicaciones periódicas, estarán exentas de toda clase de impuestos municipales, regionales y fiscales”.

La ley es clara, por lo que fue recurrida de inmediato por inconstitucionalidad pero la Corte Suprema, controlada desde antes de 2005 por el sandinismo, nunca falló el recurso.

LA PRENSA consultó con analistas fiscales la nueva propuesta y encontró que hasta el año pasado —aún con la inconstitucional Ley Arce vigente— estos insumos no eran gravados con el ISC.

Lea además: Miguel Mora pide mantener libertad de expresión y de prensa en Nicaragua

De acuerdo con el análisis fiscal, la propuesta vendría a contradecir el artículo 68 de la Constitución Política de Nicaragua, que establece que “la importación de papel, maquinaria y equipo y refacciones para los medios de comunicación social escritos, radiales y televisivos, así como la importación, circulación y venta de libros, folletos, revistas, materiales escolares y científicos de enseñanzas, diarios y otras publicaciones periódicas, estarán exentas de toda clase de impuestos municipales, regionales y fiscales”.

Productos gravados

En la lista de bienes de consumo propuestos a ser gravados con ISC, enviada a la Asamblea Nacional el pasado 20 de enero, para reformar la Ley 822, Ley de Concertación Tributaria, se anexaron pinturas, tintas, barnices, líquidos, químicos, soluciones y otros materiales y sustancias del tipo utilizado en artes gráficas y rotativas offset, para corrección de negativos en rotativas.

Lea también: La SIP condena el bloqueo del régimen a insumos del Diario LA PRENSA

Estos insumos son usados en las imprentas y rotativas para elaborar periódicos, revistas y demás materiales impresos.

Las imprentas también

El administrador de una imprenta consultado expresó que desde junio hasta diciembre del año pasado el negocio estuvo deprimido por la falta de impresión de volantes, afiches, pósteres y otros materiales y que un alza agravaría la situación del sector.

Será más costoso producir diarios

De aprobarse las reformas fiscales propuestas esta semana por la administración de Daniel Ortega, los medios de comunicación impresos sumarían más costos a la producción de los periódicos.

A ello se anexaría el embargo de papel, tintas e insumos necesarios para la impresión que la Dirección General de Aduanas mantiene desde octubre de 2018.

Además: Lucía Pineda Ubau, la periodista encarcelada por la dictadura orteguista

Solo a LA PRENSA la Aduana le mantiene retenidos varios embarques, entre ellos uno de tinta y soluciones indispensables para el tiraje de los diarios, con un costo de 46 mil dólares.

Pero la materia prima secuestrada por la DGA a Editorial La Prensa tiene un costo total de unos 180 mil dólares y no se ha entregado pese al pago de impuestos, que por ley deben ser exonerados.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: