Reforma fiscal castiga energía renovable en Nicaragua

La Iniciativa de reforma de la Ley de Concertación Tributaria va en contra de la generación limpia, ya que grava con IVA los paneles solares y baterías

En la transformación de la matriz energética se apostaba por nuevos proyectos de energía solar, pero con la reforma tributaria estos proyectos se encarecerían. LAPRENSA/ARCHIVO

Pese a que el régimen pregona su compromiso en la transformación de la matriz energética con fuentes renovables, la iniciativa de reforma de la Ley de Concertación Tributaria va en contra de la generación limpia, ya que grava con IVA los paneles solares y baterías, lo que antes estaba exonerado en la Ley 532, Ley de Promoción de Generación Eléctrica con Fuentes Renovables.

Javier Mejía, especialista en recursos renovables del Centro Humboldt, manifestó que la reforma tributaria afectaría los nuevos proyectos de energía renovable.

“La ley 532 era justo para el fomento de las energías renovables incluyendo la solar, si las reformas fiscales anulan esos incentivos, esto ocasionaría un menor aprovechamiento de la energía solar”, dijo Mejía.

Lea: Paneles solares, una opción para reducir el costo de la energía en Nicaragua

La ley 532, en el artículo 7, inciso 2, señala que habrá exoneración del pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA), “en el caso de los proyectos denominados Sistemas Aislados con generación propia, esta exoneración cubre sus labores de pre inversión, las de construcción de las obras para generación con fuentes renovables y todas las inversiones en distribución asociadas al proyecto, la compra de paneles y baterías solares”.

El uso de energía solar resulta ser hasta ochenta por ciento más barata que la energía por combustibles fósiles, pese a esa ventaja en Nicaragua solo el 2 por ciento de la demanda energética es solventada con ese tipo de energía, precisamente porque se necesitan más incentivos fiscales, ya que el sistema comprende otros elementos que no están libres de impuestos.

El costo de instalación de un sistema solar puede ir desde 500 dólares hasta 6 mil dólares, todo depende de la magnitud del proyecto. No obstante, al aplicar impuesto a los paneles y baterías el acceso a esta tipo de energía se vuelve más costoso.

Lea:Nicaragua saca poco provecho a bondades de la energía solar

Retroceso

Asimismo la Cámara de Energía de Nicaragua, a través de un comunicado, rechazó enérgicamente la reforma, la cual consideran que traería un retroceso en el tema de la eficiencia energética y la generación de energía con fuentes renovables.

“Esta reforma profundizaría aún más la poca solvencia financiera de las empresas lo que provocaría el cierre. Adicionalmente se está dando un retroceso en el tema de fomentar la eficiencia energética gravando con IVA los paneles solares y baterías, lo que afectaría a la población más vulnerable que depende de esta energía para el consumo eléctrico”, señaló la cámara.

Lea:Sistema eléctrico fue afectado por la crisis sociopolítica que enfrenta Nicaragua

Castigan la eficiencia

Pero, además de gravar los paneles y baterías, necesarios para la generación de energía solar, se gravará las lámparas y bujías ahorrativas, lo que en los últimos años le ha servido a los hogares nicaragüenses para reducir su consumo y que disminuya su factura eléctrica.

Cabe destacar que el 7 de julio del 2017 entró en vigencia la ley 956, Ley de Eficiencia Energética, la cual fue enviada con trámite de urgencia a la Asamblea Nacional, dicha ley premiaba la eficiencia, contradictorio a lo que establece la reforma fiscal.

El tema de la eficiencia energética no ha sido parte de la educación de los nicaragüenses que no buscan el ahorro en el consumo sino a la hora de comprar los electrodomésticos y bujías, que, al ser más baratas, consumen mayor energía.

Metas pendientes

A raíz de la crisis suscitada en Nicaragua, las metas en el sector eléctrico se han visto afectadas, de tal manera que varios proyectos de energía renovable ya no se contemplan, la generación y demanda de energía se ha estancado, y la exportación a la región, —la cual es necesaria para abaratar costo— se mantiene en cero.

Javier Mejía, especialista del Centro Humboldt, expresó que para el sector eléctrico, el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), es vital, sin embargo con la posibilidad de la aplicación de nuevas sanciones para el régimen estaría difícil que se hagan nuevas inversiones.

El sector tiene pendiente el tema de la reducción de las pérdidas técnicas y comerciales en la distribución de energía, la reforma del pliego tarifario, para eliminar los subsidios cruzados y la transformación de la matriz energética.

¿Y la normativa de generación distribuida?

Este impuesto gravado a los paneles solares y baterías, se hace precisamente cuando el sector energético espera el anexo técnico de la Normativa de Generación Distribuida, la que permitiría que los usuarios generen su propia energía a través de paneles solares y el excedente venderlos a la red nacional. Este anexo le iba a permitir al usuarios dejar su dependencia a la distribuidora de energía, pero con la reforma todo cambia.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: