Funides sugiere vigilar depósitos de la banca nacional

La banca nacional está alcanzando el límite de su resistencia al embate de la crisis sociopolítica en el corto y mediano plazo,

LA PRENSA/ARCHIVO

La banca nacional está alcanzando el límite de su resistencia al embate de la crisis sociopolítica en el corto y mediano plazo, luego que las recuperaciones de cartera crediticia en diciembre resultaran insuficientes para hacer frente a la salida de depósitos, alerta la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides). Esta situación, señala, obliga a elevar la vigilancia sobre la banca, principalmente sobre cómo evolucionarán sus disponibilidades en los próximos meses.

Según un análisis realizado por Funides, en diciembre, cuando los depósitos totales se redujeron 229 millones de dólares, los bancos no pudieron hacer frente a esa salida con la recuperación de 130 millones de dólares de su cartera de crédito, lo que ocasionó que estos recurrieran a sus disponibilidades para extraer 161 millones de dólares y hace frente a la demanda del dinero del público y otras obligaciones.

En los registros contables, las disponibilidades representan el dinero en efectivo en caja o depositados en el Banco Central que tienen los bancos para hacer frente de manera inmediata a sus obligaciones con el público u otras. “Si esto se les termina a los bancos, hasta ahí llegan”, señala Funides.

Lea además: Banca nacional perdió 220 millones de dólares en depósitos en diciembre

Desde que estalló la crisis en abril de 2018 y empezó a salir el dinero de los bancos, estos han venido cumpliendo esa obligación con la recuperación de cartera en crédito u otros ingresos y en menor medida habían tocado sus disponibilidades.

“Esta estrategia sirve siempre y cuando lo que recupere la banca (en crédito) le sirva para satisfacer la demanda de depósitos. Obviamente esta estrategia no es sostenible y lo que ocurrió en diciembre es que se cruzó una línea roja importante, los bancos tuvieron que utilizar de forma intensiva sus disponibilidades para responder a la salida de depósitos”, alerta Funides.

Y muestra de ello, es que entre abril y diciembre las disponibilidades de los bancos se redujeron 358 millones de dólares, de los cuales 161 millones fueron en diciembre, es decir el 45 por ciento del total de lo que se extrajo en ocho meses de crisis.

“La confianza no se ha recuperado”

Es ahí donde radica la preocupación de Funides, en su Informe de Coyuntura difundido este lunes, por lo que urge buscar una salida negociada a la crisis, para evitar que los factores relacionados con la falta de certidumbre continúen golpeando al sistema financiero nacional.

Puede leer: Bancos cierran 37 sucursales por crisis sociopolítica en Nicaragua

“La confianza no se ha recuperado por el hecho de que no haya violencia en las calles. Es decir eso de que ya no haya violencia en la calle no ha aumentado la confianza, se mantienen los arrestos, se mantiene la violencia desde otro punto de vista y eso está claramente manifestado en la mente de los depositantes”, indicó Funides.

A pesar que en los primeros tres meses del 2018 los depósitos bancarios crecieron, la pérdida entre abril y diciembre alcanzó un equivalente de 1,555 millones de dólares, es decir el 28 por ciento menos con respecto a los depósitos que habían en marzo.

Es por ello que los depósitos totales en el 2018 se situaron en 3,942 millones de dólares, inferior a los 5,220 millones de dólares acumulados a diciembre de 2017.

La banca “está funcionando a la inversa”

Para hacer frente a esa salida, la banca decidió frenar la entrega de 772 millones de dólares en crédito entre abril y diciembre, lo que le permitió en gran medida proteger sus disponibilidades.

Funides reconoce, no obstante, que la medida de frenar la entrega de crédito si bien les ha ayudado a sobrevivir a la salida de depósitos ha sido una medida que ha dañado el negocio de los bancos y que se ve reflejada en la caída de las utilidades bancarias.

“La banca está funcionando a la inversa. Generalmente es dame tus depósitos, los utilizo para colocar créditos, pero ahorita lo que está pasando es que recuperan un crédito y se lo entrego al que me está pidiendo sus depósitos. Es decir la intermediación financiera está funcionando a la inversa”, señala.

También:Pocos nicaragüenses depositan su dinero en el Banco Central

Las utilidades bancarias hasta diciembre cayeron en promedio 29 por ciento con respecto al acumulado en el 2017.
Solo en diciembre, las utilidades de los bancos sumaron dos millones de dólares, por debajo de los más de siete millones de dólares que en meses anteriores, incluido los de la crisis, se venían registrando. En marzo los niveles alcanzaban los 14 millones de dólares en utilidades bancarias.

Funides señala que la evolución en los próximos meses de los indicadores bancarios serán claves para determinar cuánto más puede resistir el sistema a la crisis.

FMI venía a revisar al sector

La alerta de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) coincide con la llegada del Fondo Monetario Internacional, cuya misión técnica se tiene prevista para esta semana.

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, José Adán Aguerri, dijo la semana pasada que la misión técnica venía a evaluar los indicadores financieros del sistema bancario ante el impacto de la crisis.

De hecho, el área de prensa del organismo en Washington confirmó que la misión vendría a evaluar aspectos de supervisión financiera pendiente desde 2017.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: